Sin dudas, el hoteles en Lyon)- es mundialmente famoso como símbolo indiscutido de la Monarquía Ilustrada característica de la Edad Moderna. Pero muchas veces -entre el esplendor de sus construcciones o bellos jardines y las incontables anécdotas cortesanas de la época de Luis XIV, Luis XVI o María Antonieta– se pierde un tanto de vista que fue en este mismo sitio donde se inició el largo proceso de la Revolución Francesa.

Palacio de Versalles, por Slim Ficky

En el año 1789, el destino de hoteles en Marsella), aún se encontraba bajo una monarquía, encarnada en la persona del Rey: Luis XVI, de la Casa de los Borbones. Pero más allá de que las instituciones de gobierno seguían reproduciendo las estructuras y las formas ya obsoletas características del Antiguo Régimen, en el seno de la sociedad tomaban significativa relevancia las transformaciones sociales que -iniciadas ya varios siglos atrás- habían llevado al fortalecimiento de la burguesía.

El Palacio de Versalles era por entonces no sólo la residencia de la realeza y de su corte, sino también el centro del poder político y de las decisiones de gobierno. Por ese motivo fue allí donde se reunieron, el 5 de Mayo, los Estados Generales convocados por Luis XVI para debatir soluciones a la grave crisis económica que atravesaba el país.

Esta asamblea constituida por los tres Estados (la nobleza, el clero, y el pueblo llamado “tercer estado”) era verdaderamente atípica ya que no se había convocado desde 1614.  Dado que el voto se contaba por Estado y no por persona, el pujante grupo de burgueses perjudicado por este sistema, se opuso y decidió conformar por sí mismo la Asamblea Nacional el 17 de Junio. Pero al presentarse en Palacio el día 20, la guardia real les impidió la entrada al salón de sesiones; en respuesta acudieron los burgueses al llamado “Salón del Juego de Pelota” y allí realizaron un solemne juramento de no claudicar hasta sancionar una Constitución.

El conflicto estaba en marcha… poco después el clero y la nobleza aceptaron sumarse a la Asamblea Nacional, pero en poco tiempo Luis comprendió que semejante acto de autodeterminación amenazaba el poder real y ordenó que acudieran a Versalles tropas extranjeras… el largamente acumulado descontento del pueblo se desató finalmente y el 14 de Julio la rebelión estalló, fue el día de la famosa “toma de la Bastilla“. La Revolución era ya incontenible.

Jacques-Louis David, pintura inacabada y recortada del Juramento del Juego de la Pelota

Así fue como en los salones de Versalles, la joya de la realeza, se dio el puntapié de una de las transformaciones sociales y políticas más importante de los últimos siglos.  Hoy, convertido en museo, Versalles nos permite recorrer sus jardines y salones donde detrás del esplendor y los símbolos de la monarquía pueden sentirse -también- el eco del nacimiento de la Revolución.

Más información en:

Museo de Versalles

Revolución Francesa en Wikipedia

Etiquetas: , , , , , , , , ,