En algunas ocasiones, suele ocurrir que un país o ciudad determinada, tiene algo que es tan típico y popular que acaba por convertirse en una especie de símbolo de la identidad nacional. Somos conscientes de que suena a tópico, pero es que en la realidad funciona así. No hay más que ver, por ejemplo, que si preguntamos por España a alguien que nunca haya estado en el país, seguramente, el concepto que se le pase por la cabeza, sea el de fiesta, toros, flamenco y paella, y, nos guste o no, es algo con lo que hay que convivir. Precisamente sobre uno de estos ejemplos es sobre lo que hemos venido hoy a escribir en nuestro querido rincón en la red de redes. Esperamos que disfrutéis con este rato de lectura.

 

IRLANDA Y LA CERVEZA

Para ir metiéndonos en materia, con otro ejemplo de tópico que no sea el ya citado caso español, hemos decidido optar por un gran clásico, el de Irlanda y la cerveza. Si hay algún lugar en el planeta en el que la gente pueda asociar a grandes fans de beber cerveza, seguramente sea el caso de Irlanda.

Seguramente, y como ocurre con cualquier tópico, esta fama es algo un tanto exagerada, pero lo cierto es que, cualquiera que haya visitado el país, habrá visto que tomar cervezas, concretamente en formato pinta, es un gran acto de socialización. Es mítica la imagen de gente alrededor de la mesa de algún pub irlandés, con música folk en vivo sonando de fondo, mientras disfrutan de una amena conversación. A nosotros, desde luego, nos parece una costumbre estupenda y de lo más agradable que, como turistas, hemos sabido aprovechar, por lo que no podemos hacer otra cosa sino recomendarlo, ya que además de estrechar lazos entre personas, en Irlanda hay una gran variedad de cervezas que alegrarán el paladar de los más exigentes y entendidos.

GUINESS: EL CASO MÁS ESPECÍFICO

Una de las cosas que más nos gusta hacer en nuestra web, es apoyar con ejemplos todo lo que decimos, así que eso es precisamente lo que vamos a hacer para no perder lo que consideramos una buena costumbre. Hablábamos de Irlanda como país donde la cerveza está muy presente en el día a día, y que, de alguna forma, es un símbolo nacional reconocible desde fuera. ¿os estáis preguntando cuál puede ser una buena prueba de ello? no os vamos a hacer esperar más tiempo: la respuesta la podemos encontrar en la hermosa Dublín.

¿tenéis curiosidad de saber por qué esta ciudad contribuye a este fenómeno? pues bien, se trata de que ahí tiene su fábrica una de las marcas más famosas y valoradas en materia de cerveza. Se trata de Guiness, y es conocida dentro y fuera del país.

En efecto, la fábrica de Guiness es tan famosa e importante, que muchos de los turistas que se dejan caer por Dublín, no salen de allí sin hacer la visita de rigor a la misma. Desde aquí, también queremos animaros a que la visitéis.

 

La fábrica de Guiness, que en la actualidad también hace las veces de museo, se encuentra situada en el centro de la ciudad, y es una visita de obligado cumplimiento para los amantes de esta bebida.

Hay que pagar por la entrada, pero la visita merece la pena, ya que incluye cosas como la tienda oficial, la explicación de cómo se elaboran los distintos tipos de Guiness, la receta (sin revelar el ingrediente secreto, claro está), su publicidad a lo largo de la historia, y, para rematar, una pinta de esta rica cerveza en el 7º piso, conocido como Gravity Bar, con unas sobrecogedoras vistas de toda la ciudad.

Vídeo de Guiness:

Otros artículos de viajes Europa:

Conoce Gran Canaria.

Conociendo Bilbao.

Laponia finlandesa: Rovaniemi.