Con una fecha de origen que se aproxima al siglo VII el conjunto de islas que se erige a más de 15 kilómetros de distancia de la península de Iveragh, son uno de los atractivos turísticos más destacados de Irlanda, en el extremo noroeste de Europa. Dentro del conjunto de islas, las dos más reconocidas son las islas Skellig Michael, dentro de las cuales se puede diferenciar a una de la otra por el respectivo tamaño que presenta cada una de ellas. Skellig Michael, es también conocida como Great Skellig (del español “Gran Skellig”), un atolón empinado formado por un suelo escarpado en el que las rocas predominan.


Imagen Fertxu

El perfecto estado en el que se conserva esta isla debido a la lejanía del continente y las turbias aguas que lo separan de las ciudades de Irlanda más próximas en cuanto a distancia, en el punto más lejano de la ciudad de Dublín, la capital del país europeo. Siendo declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1996, este lugar se ha convertido en un sitio en el que la vida no se puede llevar a cabo de manera eficiente. Los últimos vestigios del paso humano por esta isla, son incursiones efectuadas por vikingos que navegaban por la zona en busca de lugares para esconder los objetos que hurtaban.

La segunda colonia de mayor tamaño de la particular especie de aves Alcatraz se encuentra en esta irrisoria isla, por lo que el avistaje de aves se ha tornado algo bastante frecuente en todos los pasajeros que visitan la isla y la rodean con el ferry que realiza las guías turísticas.

Etiquetas: ,