A diferencia de lo que ocurre en España o en Italia, la Semana Santa de Inglaterra no se caracteriza por la infinidad de procesiones, imágenes y santos relacionados con el culto religioso. Aquí los principales protagonistas son los huevos de Pascuas, que se convierten en el símbolo de esta celebración.

El período conocido como Cuaresma (Lent) transcurre desde el miércoles de ceniza hasta el domingo de Ramos. El día anterior al miércoles de ceniza, se festeja el Pancake´s Day que según la tradición es el último día para probar una comida nutritiva antes de la Cuaresma. Durante la Cuaresma, se vive un período de recogimiento donde no se pueden comer huevos de chocolate ni carne y los viernes es frecuente cocinar pescado en forma de sopa.

El día más importante es el domingo de resurrección que concuerda con el primer día de la primavera y se intensifica el festejo. La comida de este día es la más esperada y suele servirse cordero asado y simnel cakes que son pasteles de fruta con confites de mazapán que simbolizan a los apóstoles.

Durante los días de Semana Santa, las calles son invadidas por los conejos de Pascua que simbolizan la fertilidad y están cargados con sacos repletos de caramelos y dulces para los niños. También en cada rincón de toda ciudad están los huevos de chocolate. En estos días se incrementa notablemente la venta de chocolate. Además también se arman juegos con los huevos de chocolate: tanto en Kew Gardens como en Kenwood House se organizan búsquedas de huevos de Pascua para los más chicos.

En Inglaterra durante Semana Santa, todo parece girar alrededor del exquisito sabor de los chocolates.

Etiquetas: , , , , , , , , ,