El Archipiélado de Malta no es tan pequeño como puede parecer en un principio. Y una escapada como la que hemos hecho nosotros esta vez (3 días), es eso una estupenda escapada, dejándote con la miel en los labios de lo que puedes encontrar si le dedicas tiempo.

Vista de La Valletta desde Sliema

Nos hemos dado cuenta que un viaje a Malta puede encantar a diversos tipos de persona:

  1. Si quieres unas vacaciones de relax tirado en la playa, aquí tendrás eso y más, pues en poco espacio la oferta de sitios distintos y paradisíacos es enorme. Ejemplo: Xlendi
  2. Si no quieres pasarte todas las vacaciones tumbado como un lagarto y te gusta combinar el relax de la playa y el mar con cultura y visitas a ciudades monumentales, Malta lo cubre todo muy bien en poca distancia: Los Caballeros de la Orden de Malta, sus Ciudadelas (Mdina, Victoria..), los paseos por el casco histórico de La Valletta
  3. Si te gusta además ir de compras, en La Valletta y Sliema encontrarás calles comerciales peatonales con tiendas de todo tipo (y por lo visto a mejores precios que en España).
  4. Si eres una persona activa, puedes probar a sumergirte en sus aguas sacándote el Open Water de PADI, o si simplemente haciendo inmersiones y disfrutando de la vida y visibilidad de la zona. También puedes hacerte nas excursiones en piragüa y salir en un velero por los alrededores.
  5. Si eres de los que se decantan por cruceros, un crucero por el mediterráneo con para en Malta puede ser perfecto.

Por supuesto, da igual que tipo de viajero seas, pues tendrás el aliciente de la excelente gastronomía de la zona, con sus influencias italianas y árabes a al vez, y a precios más económicos que en España.

Etiquetas: ,