Hay algunas ocasiones, en las que surgen planes sin más, y probablemente este tipo de planes sean los mejores, los que están sin organizar, y que todo sale por sorpresa. Por ejemplo, si tenemos ocasión de viajar a la capital y española, en fin de semana, deberemos saber qué es lo que queremos ver, Y qué podemos hacer en tan sólo dos días. Es verdad que nos posible conocer a fondo una ciudad en tampoco tiempo, pero aún así si te puedes ver las cosas imprescindibles, y de las que disfrutar si estás unas cuantas jornadas en Madrid. Si ese es tu caso, ya llegado hasta aquí porque estás buscando su información, no te pierdas este post, que te resultará de gran interés.

Madrid

Madrid es un sitio apabullante, lleno de vida, de gente, y de multitud. También mucha fiesta, mucha comida, y todos los planes que te puedas imaginar. Y ante una agenda tan llena, es casi imposible saber qué es lo que se pueda hacer en prácticamente dos días, porque querrás hacer muchísimas cosas. Es por eso, que te vamos a hablar de un par de días en Madrid, de todas las cosas que pues hacer, o qué es lo que tienes que vivir de forma imprescindible de forma obligatoria. Si quieres conocer y descubrir más sobre ella, además de leer -obviamente- este post, te recomendamos optar por la página Rumbo.es, que te brindará la posibilidad de encontrar siempre las mejores ofertas de vuelos y viajes baratos a Madrid.

La llegada

Imaginemos que llegas a Madrid el viernes por la noche, y ya has hecho tu maleta en el Hotel u hostal de turno. Si todavía no has cenado, te recomendamos que salgas por el centro, que probablemente estarás cerca de allí, y que disfrutes algunas de las zonas más turísticas de Madrid, como puede ser los bares de la plaza mayor. Puedes tener una cena ligera, o o incluso etapas. También si quieres, puedes ir de cañas, pero siempre teniendo en cuenta de que al día siguiente vas A madrugar. Aun así, que sólo te impida disfrutar de la noche madrileña, porque tiene un encanto muy especial, y que te enamora.

Primer día

Después de haber descansado un par de horas, toca ponerse en marcha. El primer día, puede llegar a ser más pesado, pero también el que hace que disfrutemos más. En este día, podemos aprovechar, y dividirlo en dos, la mañana, y la tarde. En primer lugar, tienes que hacerte con un buen desayuno. Puedes probar las especialidades madrileñas, es decir, churros con chocolate. Te recomendamos algunas chocolaterías que ir al centro, tales como Valor, o incluso San Ginés.

palacio-real-madrid

Tras ello, te recomendamos que vayas por el centro. Creas imprescindible, es decir, la Puerta del Sol, la plaza mayor, la zona comercial, incluso ir bajando por la Gran Vía, y llegar hasta la calle Alcalá, para ver la Cibeles, y la puerta de Alcala. Puedes dar un paseo por el retiro, y buscar allí un lugar para comer, porque allí hay muchos restaurantes. Y si te gustan las compras, puedes aprovechar la tarde para ti y por las calles de Serrano y de Velázquez, para hacer las compras que tú quieras. Si prefieres hacer otra cosa, es mejor que vayas por la zona más céntrica Como la Castellana, donde podrás ver el los grandes museos, Atocha, e incluso o callejear por la zona antigua de Madrid.

Segundo día

El segundo día debe ser más ligero, porque es aquel en el que ya nos vamos a ir, si ya has callejeado por Madrid, yo te sabes toda la zona del centro, te recomendamos que busques algún lugar algo más apartado. Por ejemplo, del Santiago Bernabeu, o incluso o ver la zona financiera, de las cuatro torres, donde hay miradores, que te resultarán fabulosos. También, te recomendamos que dejas las maletas en el hotel, ya preparadas, para que luego cuando te marches, puedas acceder fácilmente a ellas, no tengas que pensar demasiado.

Y para saber más:

Etiquetas: , , ,