¿Qué turista no disfruta el contacto con la naturaleza y la experiencia increíble de conocer nuevos bosques y especies? Podemos decir que es el viaje ideal de cualquier persona interesada en las aventuras y el contacto con la naturaleza. En Irlanda son muchos los parques naturales que ofrecen esta oportunidad y con el plus además de conocer especies animales que no se encuentran en ninguna parte del mundo.
La costa oeste de la isla es el territorio donde se encuentran la mayoría de estos parques, Glenveagh es uno de los más conocidos y se encuentra en el condado de Donegal. El Condado de Mayo, un poco más al sur de Donegal tiene el parque llamado Ballycroy que es igual de hermoso que el primero y uno de los más visitados por irlandeses de la zona y muchos turistas que llegan al país en búsqueda de descanso y tranquilidad.
Un dato que llama la atención de muchos científicos y investigadores de la naturaleza, es el escasez de reptiles entre las especies naturales más numerosas, esto está relacionado con las condiciones naturales del clima y el suelo Irlandés que ha hecho que no se crearan especies autóctonas de este tipo de animales, el único reptil autóctono del lugar es la lagartija vivípara.