Una de los destinos preferidos para viajes por Europa este año es Praga. Entre las muchas ofertas de viajes diciembre 2011 podemos encontrar interesantes opciones para un viaje de ensueño en la capital de la leyenda del reloj astronómico.

Uno de las visitas imprescindibles en un viaje a Praga es contemplar, en el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, cómo da la nueva hora el reloj astronómico.

foto: salvadorcanet

Aunque existen más relojes de este tipo en otras partes de Europa, el reloj astronómico de Praga tiene más de seis siglos de historia y en él han trabajo numerosos relojeros. Uno de ellos, Jan Hanus, ha hecho popular la leyenda de este reloj. El paso del tiempo y el boca a boca ha dado lugar a versiones muy diferentes que, seguramente, distan mucho de lo que pasaría en realidad, pero lo cierto es que, gracias a ella, el reloj astronómico de Praga es uno de los más populares.

Cuenta la leyenda, que Jan Hanus, relojero de profesión, se presentó un buen día ante las autoridades de la ciudad de Praga para mostrar los bocetos de un proyecto que él presentaba con un bello mecanismo que convertía a la ciudad en el centro de todas las miradas y a donde asistiría a contemplarlo gentes de lugares muy diferentes. Los miembros del ayuntamiento, asombrados por la propuesta de Hanus, le dieron su aprobación y pronto el relojero empezó a trabajar día y noche en el complicado mecanismo del reloj.

Precisamente, ese intrincado mecanismo no fue demasiado comprendido por aquellos que acudieron a la inauguración a pesar de las inútiles explicaciones que les daba su creador que estaba entusiasmado en aquella que creía, era su mejor obra.

Viaje a Praga en Diciembre

foto: fidelramos

Poco después, el relojero siguió trabajando en otros bocetos y proyectos. Al enterarse las autoridades de la ciudad, se preocuparon pensando que vendería un nuevo proyecto a otra ciudad, entonces Praga perdería el protagonismo que le ofrecía su gran reloj astronómico. Para evitar que esto ocurriera, tres personas entraron en su taller de madrugada y le quemaron los ojos con un hierro caliente.

Derrumbado y hundido ante semejante crueldad, Jan Hanus pidió a su aprendiz que le ayudara para acabar con su terrible dolor. Aquella misma noche, el aprendiz del relojero le ayudó a introducir su mano en los mecanismos del reloj astronómico. Los engranajes comenzaron a moverse arrastrando el cuerpo del pobre relojero, que murió a los pies de la que había sido su obra más bella.

No olvides de visitar Praga y disfrutar así de esta ciudad única en Europa con una de las vacaciones Gran Canaria, o incluso viajar un poco más y encontrar buenas vacaciones Grecia, para así pasar unas Navidades completamente diferentes, e inolvidables.

Etiquetas: , , , ,