El mundo del turismo y los viajes hoy por hoy ha dado un vuelco de 360 grados respecto a la tendencia turística de una o dos décadas atrás. Antiguamente los viajes eran un lujo. Quienes viajaban (turistas tradicionales) tenían un status destacado frente a otras personas que no podía asumir los altos costes de los vuelos, alojamientos, paquetes turísticos, etc. Estamos hablando del turista tradicional, no de los mochileros quienes siempre se han caracterizado por conseguir grandes ofertas quien sabe de donde. Pues bien, desde hace ya unos años, la tendencia de turismo ha dejado de lado a los acaudalados y se ha convertido en un place al alcance de cualquier.

Foto: Blog de Hoteles

Viajar ya no es un privilegio de algunos, es una especie de democracia viajera. Solo basta con ver las estadísticas que nos muestran la cada vez mayor presencia de viajeros jóvenes. Pues bien, todo esto sumado a la terrible crisis de estos días hacen que cada vez sean más las empresas que brinden ofertas increíbles, todo para permanecer en el competitivo y cada vez más abundante mercado de los viajes.

Si bien es cierto que Viajar a Europa, sobretodo desde Latinoamérica, sigue siendo considerado como un lujo, es posible conseguir precios baratos tanto en vuelos como en hospedajes. A través de la web se pueden encontrar billetes de avión a precios de infarto con la proliferación de las noveles compañías aéreas de bajo coste y la cada vez mayor presencia de hostales y hoteles económicos.

Foto: La Coctelera

Viajar dentro de Europa es aún más económico. Las famosas ofertas de escapadas de fin de semana no se dejan esperar y atiborran la web con precios que parecen de broma. Agencias conocidas y no tan conocidas abren rutas a destinos comerciales, cosmopolitas y a lugares de descanso, rurales, alejados. Digamos que ahora la oferta de viajes a Europa la plantean los viajeros y no las agencias. Antiguamente debíamos elegir paquetes predeterminados, hoy por hoy cada viajero elige su destino, y las rutas que desea hacer. Para todo ello existe una oferta y un precio barato. Tan solo es cuestión de buscar lo que más se acomode a nuestro bolsillo.

 

Foto: Los Viajes Baratos

Es así como podemos encontrar paquetes de viajes de aventura, viajes a ciudades europeas, viajes de esquí, viajes de semana santa, y demás a precios que oscilan entre los 100 y 600 euros por 3 o 4 días de viaje incesante. Claro que el precio está en relación directa con la cantidad y calidad de lugares que visitaremos. Por ejemplo viajar a París, Londres o Milán no resulta tan barato como conocer alguna ciudad al interior de España o Portugal. Hemos descrito el panorama general sobre los viajes a Europa, dentro de Europa y las ofertas de viaje. Ahora es tu labor elegir a la agencia de viajes de tu preferencia. ¡Buen viaje!

Etiquetas: , ,