Sin lugar a dudas una de las atracciones turísticas más llamativas de Grecia son los Monasterios de Meteora, estos monasterios se sitúan en el valle del río Pinos, dentro de la llanura de Tesalia cercanos a la ciudad de Kalamabaka, bien al norte del país helénico. Meteora se les llama a las grandes formaciones rocosas que fueron erosionadas por la acción del viento el paso del tiempo, y que con formas distintas pueden llegar a alcanzar los 600 metros de altura, sitios irrisorios donde se encuentran los monasterios.


Imagen Taringa

Meteora, en español significa “lo que se encuentra suspendido en el aire”, con ese nombre calificaron los primeros habitantes de las formaciones rocosas a las mismas, y es el nombre con el que aun se las conoce. La llegada de los monasterios a esas altitudes se dio debido al refugio que buscaban los seguidores del cristianismo de los turcos que los perseguían, junto a la creencia que al estar más cerca de Dios, la vida les depararía un mejor destino.

Solo seis de los 24 monasterios siguen habitados en la actualidad, y la visita al resto de ellos es posible solo si se recorre el lugar en horas cercanas al mediodía, además los monasterios tienen un precio de entrada que equivale a 2 euros en cada uno de ellos. Este Patrimonio de la Humanidad, declarado así por la UNESCO en 1988, se encuentra a más de 300 kilómetros de Atenas, capital de Grecia, y desde donde se realizan muchas excursiones a los monasterios.

Etiquetas: , ,