Una de las atracciones turísticas más interesantes que ofrece Viena durante Semana Santa son sus mercados de Pascua que se extienden a lo largo de la ciudad. Allí, además de disfrutar de un espléndido paseo, los turistas podrán encontrar todo tipo de productos, desde una infinidad de distintos clases de huevos de pascua, variedad de dulces, flores, artesanías y hasta algunos programas musicales.

Uno de los mercados más reconocidos e importantes es el del Palacio de Schönbrunn. Enmarcado en el vestíbulo del Palacio con su arquitectura barroca, este mercado alberga casi 60 puestos que ofrecen seductoras delicias gastronómicas y objetos decorativos de Pascua así como también una gran diversidad de artesanías locales. También son muy aconsejables los conciertos diarios de jazz para el que guste disfrutar de esta música. Asimismo, los más chicos cuentan con opciones para entretenerse como el taller de conejitos de Pascua, donde pueden confeccionar ramos típicos o jugar buscando diferentes canastas de Pascuas.

El Mercado de Altwiener ubicado en una plaza del centro antiguo de Freyung también se prepara para estas épocas. En él, los visitantes podrán vislumbrar la montaña de huevos de pascua más grande de toda Europa con 40.000 huevos meticulosamente pintados. Además, aquí se encuentran los mejores dulces de Pascua, corderos para los almuerzos y distintas clases de panes y bollos.

Otros dos mercados inevitables de conocer son el Mercado de Artesanías Am Holf,  plagado de artículos referidos a las Pascuas y el Mercado de Kalvarienbergmarkt que ocupa gran parte de su espacio para el entretenimiento de los niños.

Además de estas atracciones, los viajeros podrán regocijarse escuchando la mejor música clásica en el Festival de Primavera de Viena que este año se extenderá desde el 23 de marzo hasta el 17 de mayo.

Etiquetas: , , , , , , , , ,