La crisis económica que azota la práctica totalidad de Europa deja daños colaterales en muchos de los sectores más punteros como es el turístico y con este otros subsectores que dependen directamente de él. En los últimos tiempos, de pasar varias temporadas del año fuera pasamos a reducir las escapadas a momentos muy puntuales como el verano o algunos días de Navidad. Con una economía en clara recesión en algunos países del viejo continente, muchos ciudadanos han optado ya por impedir una mayor salida de sus ingresos en gastos como viajar o comprar algún objeto prescindible, destinando el grueso de su economía al pago de sus deudas y a la alimentación.

Menos ciudadanos europeos decidirán salir este próximo verano, aunque los que lo hagan mantendrán intacto su presupuesto.

Menos salidas, idéntico presupuesto destinado a gastos por viajar

El año 2011 Europa ya vivía inmersa en una profunda crisis económica, pero sin duda no había calado en términos de verdadera preocupación ciudadana. Este hecho sí se ha reflejado en el 2012, y la consultora Ipsos, perteneciente al grupo asegurador Europ Assistance, lo revela en los resultados de su último barómetro vacacional de los ciudadanos de la Unión Europea.

Como decimos, el pasado 2011, a pesar de que la cifra de viajeros de la U.E. se redujo con respecto al 2010, pudo reflejar un índice de intenciones del 66%. En cambio, en este año, los ciudadanos encuestados han mostrado su verdadera intención por viajar en solo el 58% de las ocasiones.  En lo que a países se refiere, el sondeo refleja que son españoles e italianos los menos ilusionados a la hora de hacer un viaje ante la actual situación, y por mayoría deciden quedarse sin vacaciones.  Así tenemos que la cifra de ciudadanos italianos que este año se marchará a descansar ha descendido en un 15% con respecto al año 2011, mientras que en España 17 de cada 100 ya no repetirán escapada estival. Como vemos, dos importantes caídas.

En el lado opuesto de la balanza se sitúa un país como Francia, en donde la convulsa situación política (sucesión de mandatarios mediante) no parece amendrentar al ciudadano, que este 2012 se marchará de vacaciones superando en 2 puntos la cifra de turistas que se lanzaron a por unos días de relax y disfrute.  Pero no solo esto, los franceses encuestados firmemente decididos a tomarse vacaciones estimaron que su gasto destinado a este cometido también será mayor, un 8% de media pudo calcular la consultora.

El resto de ciudadanos europeos que estarán de viaje en algún momento de este próximo verano también indicaron que mantendrán su presupuesto destinado a gastos intrínsecos al viaje (comida, alojamiento, alquiler de vehículos, compra de souvenirs, excursiones, …) o que incluso lo aumentarán, situándose el gasto medio en unos 2.100 euros/persona.

Aquí, obviamente, hay que hablar de diferentes cifras. Si bien franceses, incluso belgas, quieren gastar más otros como los italianos (los que sí se marchen) han decidido reducir su gasto casi una cuarta parte de lo que destinaron en otro momento.

Diferentes puntos de vista de ver una misma situación, si duda alguna.

Más ideas, noticias, sugerencias y consejos para moverte por toda Europa en los siguientes enlaces:

Especies vegetales y animales de los alpes

La costa azul

Organiza tu viaje a Austria

Etiquetas: , ,