Esta rica región italiana propone un recorrido entre sus atractivos culturales y arqueológicos, parques naturales y playas recostadas sobre el mar Adriático.


Pievebovigliana. Las colinas, las montañas y el verde, paisaje clásico en esta localidad de la provincia de Macerata.

Baja el lema “Italia en una sola región?”, la Regione. Marche (o Las Marcas, en español) despliega paisajes de montañas, suaves colinas, playas y acantilados, entre los Apeninos y el mar Adriático.

La belleza natural de esta región ubicada en el centro de Italia y dividida en cinco provincias: Ancona (donde se encuentra la capital), Ascoli Piceno, Fermo, Macerata, y Pésaro y Urbino- parece combinarse a la perfección con la historia, la cultura y la tradición culinaria y enológica para conquistar al visitante.

“El paisaje de Marche es muy diverso, como también las propuestas turísticas”, señala Gian Mario Spacca, presidente de la re­gión, quien estuvo la semana pasada en Buenos Aires, con motivo de la inauguración de la muestra “Meraviglie dalle Marche.

Seiscientos años de pintura italiana”, que reúne obras de Rafael, Tiziano y Rubens, entre otros artistas, en el Museo de Arte Decorativo porteño. Las 46 obras provienen de 14 museos de Marche; especialmente de la Pinacoteca Francesco Podesti de Ancona, cerrada por refacciones.

Etiquetas: , ,