En nuestro Viaje a Malta encontramos esta magnífica edificación, la Catedral de St. Jonh, construida entre 1573 y 1577 durante el reinado del Gran Maestre Jean de la Cassiere.

Una obra de arte barroca en su arquitectura y esculturas, esta Iglesia tiene unas de las más bellas obras de arte por Mattia Preti y Caravaggio allí mismo.

Es una de las visitas indispensables de un paseo por el casco de La Valletta, pues además de la comodidad del lugar (en pleno centro) las curiosidades que encontrarás dentro merecerán pagar la entrada (sí, hay que pagar un ticket de nos 6 euros por entrar en la Catedral de St John).

Las distintas capillas de las diferentes órdenes de los caballeros de la Orden de Malta, los bustos de varios ricos que quisieron tener su figura dentro y por supuesto las obras de Caravaggio que puedes observar, con sus miles de detalles (por ejemplo en la Muerte de San Jaun Bautista firma con el reguero de sangre que cae del cuello del santo) y los perfectos claro-oscuros.