El casco histórico de Cracovia está declarado Patrimonio de la Humanidad, y dando un paseo por él se reafirma ese galardón de la UNESCO. Pero de todo ese entramado urbano destaca la Rynek Glówny, la gran plaza del mercado, una de las más bellas de toda Europa.

cracovia3

Foto: mgrimpho

La plaza se cierra por las fachadas de edificios originados en el Medievo, aunque muy evolucionados con el correr de los siglos. Por ello, observar ese conjunto de casas supone ver todo un tratado de la historia del arte y la arquitectura polaca.

Por si fuera poco, la plaza tiene más atractivos. Su centro lo domina el Ayuntamiento del siglo XV y junto a él se halla la Lonja de los Paños, un antiguo mercado textil, ahora transformado en bazar para turistas.

cracovia2

Foto: mgrimpho

En el exterior hay elegantes calesas preparadas para dar al turista un paseo por el Stare Miasto, el casco antiguo en la lengua local. Aunque si decidís montaros en uno de esos carros de caballos, antes no os olvidéis de apreciar la belleza de las dos iglesias existentes en la plaza, ambas dispuestas en una posición que rompe el perfecto rectángulo que forma la gran plaza.

cracovia1

Foto: mgrimpho

La más pequeña de esas dos iglesias es la de San Adalberto, originada en el siglo XI, y de su construcción destaca la coqueta cúpula central. Mientras que haciendo chaflán en una de las cuatro esqunas de la plaza se eleva la Basílica de la Asunción de Nuestra Señora, de la cual llaman la atención sus dos torres, cada de una de altura distinta y con unas formas artísticas diferentes entre sí.

Etiquetas: , , ,