La zona costera alrededor de Oslo y todos sus fiordos adyacentes se caracterizan  por estar densamente poblada. Ríos, lagos e islas son el paisaje habitual. Aunque, eso sí, antes de proseguir, también puedes conocer otros magníficos lugares de Europa, como es el caso de Dinamarca y los mágicos y maravillosos hoteles en Copenhague.

noruega

Entre las visitas recomendadas, Fredrikstad, la más antigua ciudad – fortaleza, que remonta su origen a 1663. Su catedral posee uno de los mejores y más grandes órganos de Noruega. Si dispone de coche, explore la llamada “autopista de los antiguos”, entre esta población y Skjeberg (con abundancia de monumentos, en la autopista 110) y deténgase en Borge, lugar de nacimiento de Roal Amundsen (museo y monumento de rigor). Moss es conocida como la ciudad más industrial del fiordo de Oslo (astilleros, molinos, celulosa, vidrio, ingenierías). En el lado artístico, la galería f15 (en Alby, en la isla contigua  a la de Jeloy) tiene una reputación más allá de las fronteras nacionales por sus controvertidas exposiciones de arte moderno.

Carlos XII de Suecia murió cuando intentaba apoderarse  de Halden, en 1718. Podrá ver las mazmorras y armerías convertidas en cómodos moteles, museos y restaurantes; además, el escenario barroco más antiguo de Noruega – en el teatro Fredrikshald – y la iglesia de Immanuel, en estilo imperio tardío. Kongsberg es una de las innumerables estaciones invernales del país, pero también el lugar en el que se descubrió plata a finales del siglo XVII (la barroquísima iglesia es prueba de ello).

Las minas, hoy cerradas, pueden visitarse en un tren – miniatura que se adentra hasta el mismo corazón de la montaña. Aún quedan Larvik – destino de pescadores empedernidos -; Drammen – ciudad residencial para muchos trabajadores de Oslo.

Etiquetas: , , , , , , ,