Si piensa pasar unos días en Alemania (Ver hoteles en Berlin), no deje de visitar la histórica ciudad de Heidelberg. Este lugar se ubica en el valle del Río Neckar y es famoso por su castillo de estilo gótico-renacentista así como por poseer la universidad más antigua del territorio germánico. Sentirá mucha paz, no por nada la traducción del nombre es “Montaña de los Santos”.

¿Sabía usted que esta ciudad que alberga hoy en día 140,00 habitantes; tiene una historia que data de miles de años atrás? Sí, a principios de siglo se descubrió que los primeros europeos habitaron este lugar y luego, como sabrá el territorio fue ocupado por los celtas y los romanos. Precisamente los celtas construyeron una fortaleza que después se transformó en un monasterio llamado San Miguel.

Si nos dirigimos hacia el centro histórico de la ciudad podemos visitar la Iglesia San Miguel, la cual que es considerada la más antigua del lugar. Ya que hemos nombrado las iglesias, prosigamos contando que otras se puede observar el Heidelberg. La más conocida de la ciudad es la del Espíritu Santo que no es difícil de ubicar pues se encuentra en el centro de la ciudad. Basta con preguntarle a alguna persona en la calle y le señalarán el camino. Lo interesante de este monumento es que antes guardaba tesoros y manuscritos que pertenecieron al príncipe Palatino Maximiliano I, pero lamentablemente no lo podremos ver durante nuestra visita ya que durante la guerra de los Treinta Años alguien las robó y no conocemos su paradero actual. Una lástima!

Otra iglesia que podemos visitar como parte del tour cultural es la Iglesia de los Jesuitas construida en 1749. ¿Cómo llegar aquí? Muy sencillo diríjase a la Plaza de Bismark, tan solo tendrá que caminar unas cuadras para llegar a su destino. Mientras pasea por el lugar apreciará la hermosa arquitectura con la que cuenta Heidelberg pues los edificios son de estilo barroco.

En el año 1386 Ruperto I fundó la Universidad de Heidelberg. Esta universidad tenemos que visitarla ya que aquí se graduó Martín Lucero, Carl Czerny, Max Weber y Edwin Rohde. Esta entidad alberga además la biblioteca pública más antigua de toda Alemania. Ingresar a ella es realmente un honor. Al salir de la universidad encontrará tiendas y bares aledaños donde podrá comprar algún souvenir o consumir la comida típica del lugar.

Otro punto de interés de Heidelberg es el puente antiguo llamado “Puente de Carlo Theodor” en honor al príncipe que lo construyó.

Definitivamente todos los lugares que hemos nombrado hasta ahora son muy interesantes y muy bonitos, pero el verdadero atractivo de la ciudad es el Castillo de Heidelberg, el cual recibe 500,000 personas al año. Esta edificación de estilo gótico-renacentista alberga en su estructura una torre llamada la “Dicker Turf”, un jardín desde donde puede tomar excelentes fotografías panorámicas de la ciudad, un museo llamado Museo Alemán de Farmacia y un barril grande o una tinaja hecha de madera que fue usado para reposar la décima parte de la recolección del vino de la época medieval. Le aseguramos que se sentirá como en un cuento histórico.

Aproveche la oportunidad de visitar la zona y reviva la época de esplendor del castillo y los príncipes! Eso sí, tenga en cuenta que se trata de un destino costoso pues sus hoteles y restaurantes son exclusivos, pero vale la pena.

Más información en Viaje a Alemania. Guia de viajes a Alemania y Recomendaciones

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,