Uno de los más renombrados mares europeos es este de singular nombre, el Mar Negro. ¿Sabías que este mar se conecta al Mar Mediterráneo por medio del Mar Egeo?

La playa de Mamaia, Mar Negro, Romania por Chodaboy

Los países que besan las costas del Mar Negro son Turquía, Bulgaria, Rumania, Ucrania, Georgia y Rusia, aunque Estambul (conoce más sobre las mejores ofertas de hoteles en Estambul), capital de Turquía, sea la ciudad más importante de estos países con que colinda. 

Es importante mencionar que en este mar confluyen aguas fluviales tanto saladas como dulces, notándose esa mezcla en la aproximada profundidad de 100 y 150 metros, más profundo de eso se acentúa la salinidad del mar y la falta de oxígeno que hay en este, que es el más escaso de esta materia de todos los sistemas marítimos habidos en todo el mundo. 

El Mar Negro por Antonio Ortiz

El Mar Negro permite potenciar el turismo en los países que rosea sus orillas, haciendo notar a pequeñas ciudades que ahora son importantes sitios turísticos como Sochi y Anapa, en Rusia; Odesa, Yalta y Teodosia, en Ucrania; Mangalia, en Rumania; Burga, Balchik y Emona, en Bulgaria (país cuya costa en la más beneficiada por el Mar Negro, por proporcionarle la mayor cantidad de lugares turísticos, aunque muchos menores, de poca resonancia); Batumi y Gagra, en Georgia; y Giresun, Samsun, Rize, etc., en Turquía.

La “Perla del Mar Negro” es la ucraniana Odesa, que no sólo brinda la memorable vista al mar sino que en su interior ofrece atractivos como ciudad, como las edificaciones de estilo arquitectónico francés e italiano. Esta “perla” fue fundada como puerto naval ruso por un español llamado José de Rivas en el lejano siglo XVII. 

Rocas en el mar por PaRAnOid AnDRoiD ARG

A diferencia de otros mares, utilizados más para el comercio, el Mar Negro brinda sus aguas para confortables cruceros que en diez días brindará una navegación por las costas más importantes. En este paseo se incluyen mayormente a la “perla” Odesa, como también la capital de su país, la histórica Kiev; la heroica Sevastopol, lugar de la armada rusa para la Segunda Guerra Mundial; y otras costas balcánicas como las rumanas, búlgaras, y también las turcas, que sirven como puente entre Oriente y Occidente. El Mar Negro es el infatigable hogar de parajes inolvidables, donde cada ángulo proporciona la misma sensación de anonadamiento, de plenitud de vida.

La postal del amanecer del Mar Negro, así como del Mar Mediterráneo, es lo más famoso de este sitio natural, donde se puede sentir sumergirse en el ambiente con tan sólo ver la los rayos de tonalidad marrón que emana el sol a lo lejos, a lo inalcanzable.

Etiquetas: , ,