Con un nombre tan simpático y compinche para los turistas latinos, poco tiene que ver el candombe y la alegría característicos de la cultura latinoamericana con este barrio tan particular de París. Esta ciudad que se encuentra en el centro de París es llamada por muchos “el barrio de los estudiantes” y esto tiene que ver con el hecho de que se encuentra alrededor de la Universidad de Sorbona.

Si se preguntan que tiene que ver este barrio con lo latino la respuesta está en su conformación histórica, ya que durante la Edad Media los estudiantes dominaban la lengua latina como una regla dentro de sus estudios académicos.

Este reino de los estudiantes como también lo llaman es básicamente de esta manera porque la universidad que se encuentra entre sus límites es la más importante y concurrida del país, el barrio latino a su vez también es el destino fijo de muchos estudiantes de intercambio que llegan de muchas partes del mundo para estudiar el idioma francés y enriquecerse con la cultura.

Los turistas que deseen conocerlo también van a saber apreciar –además de una clara visita obligada a la Universidad de Sorbona- muchos monumentos y catedrales de gran importancia para la historia francesa, entre los que se destacan: el Place de Saint Michel, la famosa estatua de bronce de San Miguel y su dragón, el teatro de Odéon, el palacio de Luxemburgo, el Panteón y el Museo Nacional de la Edad Media de París, también llamado museo Cluny.