No hay duda de que uno de los monumentos más importantes de Europa es la Torre Eiffel. No hay turista que pase por París y no vaya a contemplar esta maravilla. Si tu eres uno de ellos, y tu próximo viaje es a esta preciosa ciudad francesa, antes debes saber una serie de consejos para ir a visitar la Torre Eiffel. Seguro que te interesa lo que te contamos, así que atento y toma nota.

La Torre Eiffel es uno de los monumentos que más turistas recibe al año. Es por ello, por lo que a la hora de visitarlo, seguro que encuentras cientos de turistas congregados por esa zona. Para evitar esto y para conseguir que tu visita sea más amena y completa, puedes seguir estos consejos que te damos a continuación.

Consejos para preparar la visita

A la hora de elegir en qué momento del día visitar la Torre Eiffel, siempre es mejor elegir el atardecer o la noche. La inmensa mayoría de los turistas prefieren el día. Es por ello por lo que si quieres evitar estas grandes aglomeraciones de gente, la mejor opción es visitarla a última hora del día. Habrá mucha menos gente y las filas serán más cortas. Debes evitar también ir los fines de semana, pues estos días días es cuando más gente suele ir, no sólo turistas.

Si tienes tiempo, lo que puedes hacer es visitar la Torre dos veces. Una durante el día y otra durante la noche o el atardecer. De esta forma podrás ver los dos ambientes que se generan en torno a ella. Puedes aprovechar para ver amanecer si vas temprano por la mañana y ver atardecer si vas a última hora de la tarde. Ambos momentos son especialmente bonitos y románticos si vas en pareja.

No olvides llegar algo de abrigo si vas a subir a la torre, ya que en lo alto, el viento sopla más fuerte y puedes pasar un poco de frío. Depende también del tiempo que haga durante tu viaje, pero nunca viene mal llevar algo de abrigo por si sopla fuerte.

Consejos durante la visita

Durante tu visita a la Torre Eiffel, debes subir por las escaleras en vez de por el ascensor. Por dos motivos principalmente. En primer lugar, es más barato subir andando. Y en segundo lugar, evitarás la larga fila que se forma para entrar a los ascensores. Seguro que tardas menos si usas las escaleras y encima irás disfrutando de unas maravillosas vistas de París.

Una vez que llegues al último piso de la torre, fíjate en los letreros que haya. Ellos te servirán para comprender mejor lo que se ve desde lo alto, ya que te irán explicando todo el paisaje que se ve.

Consejos tras la visita

Y una vez que bajes de la Torre Eiffel, que mejor forma de terminar el día que comiendo algo bueno. Si tenéis hambre, podéis ir al mercado de la Rue Cler, situada a pocos metros de la torre. Allí encontraréis comida para todos los gustos, y lo más importante, para todos los bolsillos.

Ten cuidado eso sí con los mendigos que encontrarás por la zona. Hay muchos inmigrantes ilegales que intentarán sacar algo de ti. Evita caer en sus estafas.

Una vez que termines con tu visita por la Torre Eiffel, puedes seguir paseando por el mágico París y descubrir el resto de bellezas que alberga la ciudad. Puedes ir al famoso museo del Louvre, o visitar el Arco del Triunfo si aún no lo has hecho.

En este vídeo que te dejamos a continuación, puedes ver más imágenes turísticas de la ciudad de París, para que te hagas una idea de todas las cosas que te encontrarás.

Es posible que te interesen también estos artículos:

http://viajesdeeuropa.com/colonia/

http://viajesdeeuropa.com/euskadi-una-tierra-con-regalo/

http://viajesdeeuropa.com/los-mejores-destinos-para-esquiar-en-europa/

http://viajesdeeuropa.com/descubriendo-la-riqueza-cultural-y-artistica-de-paris/

Imágenes: arqhys.com, absolutfrancia.com

Etiquetas: ,