Viajar a Gran Canaria siempre es placentero, da igual la época del año que elijamos puesto que las temperaturas reinantes en la isla hacen que podamos disfrutar de sus playas y paisajes sin preocuparnos por el tiempo.

Gran Canaria es una isla situada en el archipiélago canario, en concreto pertenece a la provincia de Las Palmas. La capital es la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Siendo la isla más poblada de la provincia y la segunda del archipiélago, después de Tenerife, que es la isla más grande España y la más poblada .

Al igual que las otras islas que componen el archipiélago canario, Gran Canaria es una tierra abrupta y compleja, en donde se han configurado con el paso de los siglos hermosos paisajes. Viajar en invierno a esta isla puede ser, sin duda, una experiencia diferente para desconectar de la rutina urbana, además no tendremos problemas en los Hoteles Gran Canaria, puesto que las comodidades que ofrecen hacen que nuestra visita a la isla sea idónea para combinar playa y montaña.

No importa el pequeño tamaño de Gran Canaria, ya que aún así dispone de una amplia diversidad de climas: cálido en las zonas costeras, húmedo en la zona más situada al oeste y de alta montaña, en el interior. Hace unos años un estudio afirmó que Las Palmas de Gran Canaria es la ciudad que dispone del mejor clima del mundo. Todo esto ha propiciado la aparición de numerosas especies endémicas de flora y de fauna.

Aunque el turismo de Gran Canaria sigue siendo fundamentalmente de playa, otro atractivo muy importante de la isla, cada vez más, es el turismo rural, para el que tiene un gran potencial. Los principales destinos turísticos dentro de la isla son: San Agustín, la Playa del Inglés y Maspalomas, todos ellos cuentan con playas rodeadas de dunas y otros accidentes naturales espectaculares. Además de esto en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria podrás visitar varios lugares de interés histórico, como son: la Muralla de Las Palmas, la Catedral-Basílica de Canarias o el Castillo de la Luz.