En cada rincón del mundo existen bellezas merecedoras de las más grandes admiraciones, que nos dejan anonadados con sólo el contacto visual de sus formas y dimensiones, de sus texturas y de sus colores –esta vez no hablo de mujeres, como deben haber caído en cuenta, sino de una edificación magna que justifica la existencia del arte con sólo mirarla mediante fotos-. Esta belleza se encuentra en Alemania, en  Darmstadt, específicamente, cuya autoría se atribuye al pintor, escultor y arquitecto austriaco Hundertasser. ¿El nombre de este edificio? Waldspirale o El Espiral Forestal.

Hundertwasserhaus “Waldspirale” in Darmstadt por Joachim S. Müller

 Las palabras pueden quedar cortas para describir sus características fantásticas, su forma totalmente inusual que hace algo de alusión a los bocetos de los Jardines Colgantes de Babilonia ya inexistentes. Es poesía en altura y dimensiones, arte visionario puro, que como parte de un sueño sirve como un complejo habitacional. Cuando dicen que algunos viven en las nueves quizás se refieran a los bienaventurados que ocupan este monumento espiral.

El Waldspirale, en palabras burdas, está compuesto por ciento cinco (105) apartamentos, un quiosco, café y bar, que se encuentran en la parte más alta de la espiral, además de patios de recreo para los habitantes más pequeños, o sea un complejo habitacional perfectamente habitable, con todas las condiciones para una acogedora estadía, como si no fuera suficiente con estar en las entrañas de un coloso único en sus características, una obra de arte por donde se lo mire o, si se quiere, una extravagancia del mejor estilo.

waldspirale por hans s

No existe la simetría en la composición del Waldspirale, todas sus ventanas son diferentes y no existe una fachada propiamente dicha que la encuadre en definiciones simples. Este edificio nos brinda su belleza desde cualquier ángulo donde se le mire, dando diferentes perspectivas tras cada ojeada, aún así estés tan familiarizado con la estructura como los vecinos que habitan su interior.

Es de un estilo heterodoxo, con cúpulas, líneas oblicuas, colores pasteles muy enigmáticos, que no dan señal de una ideología determinada de influencia, sino de la más pura trasgresión de cualquier regla preconcebida. Innovación al cien por ciento de un maestro que poco quiso saber de fronteras para diseñar un icono de la cultura moderna, de la cultura del futuro.

Warldspirale por hans s

Doce pisos, en el sentido más estricto, que toca el cielo con su espíritu indefinido. Doce pisos que se coronan con una cúpula dorada, que simboliza lo más utópico de nuestro imaginario. Cuando se ve Waldspirale se cree que todo es posible.

Etiquetas: , , , , , ,