A lo mejor nunca te has planteado visitar Rumanía. Si este país era un gran desconocido hasta hace unos años, igual ni te suena la ciudad de Sibiu. Hoy te vamos a mostrar en este artículo la cantidad de lugares que nos hemos estado perdiendo hasta ahora por no conocer mejor este país del este.

Rumanía es uno de los países del este de Europa que más conocemos de oídas, pero que no solemos visitar los españoles. Sin embargo, este país tiene muchas cosas que ofrecer: desde la comida hasta su arquitectura, hay una gran atractivo en todos y cada uno de los monumentos. También tiene una historia un poco oscura, que entremezcla los mitos y leyendas de Drácula. Nos guste o no este tema, lo cierto es que una pequeña ciudad rumana como Sibiu tiene mucho que ofrecer a los turistas que se atrevan visitar la región. Si quieres saber más, no te pierdas este artículo.

Transilvania y la actual Sibiu

Probablemente el nombre de Sibiu no nos diga nada, pero si decimos Transilvania, nos vendrá a la cabeza los estereotipos de los vampiros y el libro de Bram Stocker, Drácula. Esto puede que sea un inconveniente para aquellos que detestan los vampiros, pero bien es cierto que las leyendas en torno a Drácula han hecho que el turismo de Rumanía empiece a subir.

¿Qué ver en Sibiu?

Pero, ¿qué sitios son interesantes en Sibiu? Para empezar, podemos dar una vuelta por el centro histórico de la ciudad. No se parece a otros cascos antiguos o parte vieja de ciudades antiguas como Salamanca o Toledo, sino que tienen cierto esplendor gracias a los colores de los edificios -que varían entre una gama de pasteles- y a la insólita arquitectura, muy diferente de lo que estamos acostumbrados. Lo que es el casco antiguo está dividido en dos partes, conocidas como “Ciudad Baja” y “Ciudad Alta“. Mientras que la primera antiguamente se destinaba a las fábricas y se usaba como zona industrial, la ciudad alta era la más comercial.

A pesar del paso del tiempo, no se ha podido evitar que la clasificación perdurara, así que nos encontramos con una Ciudad Baja con pocas atracciones turísticas. Una de ellas es la iglesia, que se construyó en el año 1386.

En cambio, en la Ciudad Alta podemos encontrar algunos de los lugares más fotografiados por los visitantes, como sus plazas. De entre ellas destaca la Plaza Grande, donde está el Palacio Brukenthal, la Casa Azul, y la Iglesia Jesuita, entre otros.

Pero la mayor atracción, sobre todo para los amantes de la literatura de terror en la que se incluyen los vampiros, son las Iglesias fortificadas de Transilvania. En Sibiu podemos encontrar una en Biertan, que es una comuna del norte de la región, considerada como Patrimonio de la Humanidad. Estas comunas son realmente unas pequeñas aldeas con una estructura muy peculiar: la población va creciendo, y se van construyendo los edificios alrededor de la iglesia del pueblo, por lo que al final se da un aspecto de un pequeño fuerte. Y es que la iglesia tenía una función de defensa, para proteger el pueblo. Esto hace que la mayoría de las casas y construcciones se apiñen por el centro, y que los lugares sociales también se sitúen cerca de  la iglesia, como es el caso de las plazas o los mercados. Biertan es un claro ejemplo de esta arquitectura, y por eso todos los que se acercan hasta Sibiu deciden acercarse a esta comuna.

No está claro que puedas encontrar vampiros en Sibiu, pero si te gusta ese tipo de literatura, te acercarás un poco más cerca de todos estos paisajes dignos de una novela. Recuerda que también en Europa puedes conocer Estambul (con las mejores ofertas de vuelos a Estambul) o bien viajar hasta Valencia y descubrir más sobre las mejores ofertas de vuelos Valencia.

Si quieres saber más de Europa, puedes leer estos artículos:

Etiquetas: , ,