En España hay gran cantidad de lugares interesantes que visitar. Muchas veces no nos damos cuenta de los tesoros que tenemos en nuestro país, y buscamos viajar fuera para conocer otros muchos lugares repartidos por todo el mundo. Ninguno de ellos tiene nada que envidiar a sitios como por ejemplo el Parque Nacional de los Picos de Europa. Si te animas a hacer una visita por estas tierras, este artículo seguro que te interesa.

 

Nada mejor como pasar unos días de turismo ecológico y rural por el Parque Nacional de los Picos de Europa. Estar en pleno contacto con la naturaleza y disfrutar de parajes de una belleza única, sirven para descansar y recuperarnos de esas largas jornadas de trabajo y esos días tan ajetreados.

Situación del parque

Este Parque Nacional, el único que comparte territorio con tres comunidades autónomas (Castilla y León, Asturias y Cantabria), forma parte de la Cordillera Cantábrica, que a su vez se extiende desde el País Vasco hasta Galicia. En total, esta Reserva de la Biosfera se extiende sobre 64.660 hectáreas, repletas todas ellas de bellos paisajes con un encanto especial.

Qué hacer en el parque

Como puedes imaginarte, al igual que en cualquier otro parque o espacio natural, uno de los atractivos más importante son las rutas senderistas. Si eres un apasionado de este deporte y del turismo activo, no hay duda de que en este parque tendrás caminos para recorrer y no parar.

Además de esto, es posible practicar otros muchos deportes como la escalada o ferratas. Si tienes pensado hacer un viaje en familia, no debes preocuparte ya que también es posible visitar el parque y recorrer algunos de sus caminos. Una opción es por ejemplo subir al Teleférico de Fuente Dé para llegar a un mirador a más de 1.800 metros de altura. Desde lo alto, se quedarán maravillados con las increíbles vistas de los Picos de Europa.

Macizos del parque

En los Picos de Europa hay más de 200 cotas, de más de 2.000 metros de altitud. El parque está formado principalmente por tres macizos. Uno de ellos, el Macizo Central o Macizo de los Urrielles. De entre todos es el más escarpado y en él se encuentran algunos de los puntos más altos. La cumbre más alta de los Picos, el Naranjo de Bulnes con sus 2.519 metros, la Torre Cerredo o el Pico Tesorero.

Otro de los macizos el el de Cornión o Macizo Occidental. Este es el más extenso de todos. Y en él es posible disfrutar de parajes tan diversos como los numerosos prados, hayedos o robledales, hasta la famosa Peña Santa de Castilla, de 2.596 metros de altitud. Es aquí donde se encuentran los famosos Lagos de Covadonga, en Asturias.

Por último, está el Macizo Oriental o de Andara. Este es el de menor extensión y menor altitud, pero es también de gran belleza debido al contraste que hay entre los verdes pastizales y las altas peñas.

Varios ríos atraviesan también el parque. Son cuatro, y todos ellos encauzados en profundas gargantas, a cada cual más espectacular. Si te animas a visitar alguna de ellas, son la “Garganta Divina” en el río Cares, los desfiladeros de La India con el río Duje, el desfiladero de la Hermida con el río Deva y el desfiladero de los Beyos en el río Sella.

Con todos estos parajes naturales es de esperar que haya numerosas rutas que pueden ser muy interesantes y de gran belleza paisajista. No te lo pienses más y elige como próximo destino para tus vacaciones el Parque Nacional de los Picos de Europa.

En el siguiente vídeo puedes ver más imágenes del parque.

Estos otros artículos también pueden interesarte:

El ADN de Ámsterdam en el Museo

Riga, Letonia

El diamante de la Costa Azul

Dormir gratis en Europa

Imágenes: sobreasturias.com, viajejet.com

Etiquetas: ,