De Istria nos llega la mejor trufa, conocida como la trufa istriana, uno de los secretos mejor guardados de Croacia. Si quieres viajar a un destino diferente viaja hasta Istria en Croacia, te engancharás de sus sabores, su gastronomía, sus paisajes y de su turismo tranquilo y plácido.

Como mejor podemos disfrutar de la costa croata es viajando en coche. Hay tantos sitios que ver y visitar que merece la pena hacerlo por nuestra cuenta. A ambos lados de la localidad croata de Istria se extiende un frondoso bosque donde se cultiva la mejor trufa de Europa. Entre robles, fresnos, arces y otras especies de árboles que tapan la tímida luz del sol, nacen los preciados tesoros de la gastronomía.

Aunque ahora, la producción ha disminuido considerablemente debido a la modificación de su hábitat. Acompañados de sus perros adiestrados durante años para la búsqueda de la trufa, los lugareños de la zona recorren el bosque en su búsqueda. Actualmente son unos tres mil los que se dedican a su producción de manera profesional.

Viaje por Europa

Otros tesoros de Istria

Aunque la trufa sea uno de sus bienes más preciados, también existen otras cosas que ver y disfrutar en esta península a tan sólo cien kilómetros de Venecia. Estas tierras han dado lugar a preciosos relieves de piedra blanca, que era utilizada por los venecianos para construir sus palacios y monumentos, como la Plaza de San Marco de la Serenísima.

En Motovun se encuentra uno de los pueblos más bellos de Istria. A su interior no está permitida la entrada de vehículos privados, y sólo se puede acceder en un autobús que sube hasta los 277 metros. Hasta este precioso pueblo amurallado se llega tras haber ascendido una empinada cuesta hasta la puerta medieval, que está presidida por un imponente león veneciano. En el interior de Motovun nos podemos encontrar con terrazas y tiendas de delicatessen con las mejores joyas de la gastronomía mediterránea.

Más que trufa en tu viaje a Istria

También nos encontramos con pequeños pueblos rodeados de bosques donde se encuentra la preciada trufa. Entre estos pueblos, se haya Groznjan, ubicado en un monte, como queriendo recordar los antiguos emplazamientos medievales, con murallas y calles empinadas. Del pueblo de Groznjan llaman la atención sus decoradas piedras.

Viaje por Europa

Mientras, en el pueblo cercano de Spinovici se sirven unos de los mejores vinos croatas. Sus caldos son los más típicos de la región. Imposible no viajar hasta Croacia sin probar estos vinos, vinos que han sido preparados durante generaciones por las familias bodegueras.

Sin duda estos vinos podrían competir con cualquier otro de los mejores vinos italianos por su olor y consistencia.

En medio de terrazas y olivos, se encuentra el pueblo de Buje, otro  lugar donde se come y se respira la más pura esencia mediterránea.

Y es que viajar a Croacia implica comer, y comer bien: los típicos buñuelos, llamados “fritule”, los lazos “krostule” o los aguardientes de sus mejores cosechas. Entre trufa y trufa y vino y vino. El viaje por Croacia se convierte en todo un homenaje para el paladar del viajero. Un destino económico y muy placentero.

Viaje por Europa

Si quieres ver algo más de esta península en Croacia, tienes en este vídeo algunas de sus mejores imágenes. ¡Lástima que no podamos probar sus ricos sabores en la distancia!

Y si quieres ver más viajes por Europa, sólo tienes que visitar algunos de los artículos que no te puedes perder:

Imágenes | Heatheron

Etiquetas: , ,