Turín es una de las ciudades italianas más populares del país (descubre chollos en viajes a Italia, optando siempre por los excelentes viajes baratos en Rumbo). Su nombre, en italiano es “Torino”, y nos podemos imaginar de qué animal proviene esta denominación. Efectivamente, el emblema y el escudo de Torino es un toro. Si estás planeando un viaje a Italia, y crees que tienes tiempo para pasar por esta maravillosa ciudad, no te pierdas este artículo, pues te contamos los lugares más famosos y turísticos para que tu estancia sea de lo más agradable.

Italia es un lugar lleno de contrastes, en el que podemos encontrarnos tanto la playa como la montaña, la elegancia de las ciudades, y lo rústico de los pueblos, así como el ruido urbano frente a los sonidos de la naturaleza. Es uno de los destinos preferidos de los europeos, por su buen tiempo y por su diversidad en las actividades turísticas. Si quieres conocer un poco más la ciudad de Torino, sigue leyendo, pues no tiene desperdicio.

Turismo arquitectónico y cultural

Uno de los mayores atractivos de esta ciudad es su riqueza arquitectónica. Bien es cierto que la mayoría de las ciudades italianas poseen una arquitectura extraordinaria, pero en Turín hay algunos edificios que no te puedes perder. Es el caso de a Mole Antonelliana, un majestuoso edificio en el que se encuentra el Museo del Cine. La construcción es verdaderamente impresionantes, con decenas de columnas y un techo extraordinario. Solo visitarlo por fuera ya es un placer, pero si quieres verlo mejor, no te puedes perder el interior. En el Museo del Cine encontrarás algunos archivos históricos muy importantes en lo que es la historia del cine, así como otros elementos que utilizaron grandes directores para sus trabajos. Si eres un cinéfilo, no puedes perderte esta oportunidad, en serio, pues es un lugar imprescindible para los amantes del séptimo arte.

El Santuario della Consolata es una iglesia impresionante, que se construyó encima de la Iglesia de San Andrés. Aunque todo está bastante recargado, sin llegar a ser del todo barroco, merece la pena darse una vuelta por el interior de este santuario, pues ofrece una visión más de lo que es la arquitectura italiana.

Para aquellos que adoran el deporte, tienen un estadio en la ciudad. Efectivamente, el estadio de la Juventus. Si tenéis ocasión, lo mejor es comprar entradas para un partido de la liga italiana, porque así se podrá vivir en primera persona el verdadero espíritu del fútbol italiano.

Ya hemos visto que ante todo, lo que ofrece Turín son actividades culturales. Tampoco podían faltar los museos. Uno de ellos, es el Museo Egipcio. Aunque no tienen la Piedra Rosetta como en Londres, merece la pena visitarlo, pues la entrada no es nada cara, y hay muchos elementos muy importantes del Antiguo Egipto. Seguro que alguno de tus compañeros de viaje están fascinados por esta antigua cultura del Nilo.

Otro museo de arte que hay que visitar es el Museo del Automóvil. Se sabe que Italia tiene una gran tradición en la industria automovilística, por lo que este museo se convertirá en algo ineludible para aquellos que adoren los coches. Sin embargo, no te esperes encontrar únicamente vehículos a motor, sino que abarca toda la historia del transporte. De esta forma, también podemos encontrar unos preciosos carruajes antiguos, de esos que aparecen e las películas ambientadas en el siglo XVIII. Una experiencia única transportarse al pasado a través de la historia del transporte.

Por último, el Castillo del Valentino. No es comparable a Versailles, pero también tiene cierto encanto. Con amplias zonas verdes alrededor y algunas flores, este edificio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Merece la pena visitarlo, ya que está ubicado en el parque Valentino, que le da un aspecto mucho más natural y asombroso.

Si quieres saber más cosas de Italia, puedes visitar estos enlaces:

Etiquetas: , , ,