Todos sabemos que Suiza es un destino ideal para las prácticas deportivas, pero lo cierto es que si bien los deportes de invierno son las especialidad de los complejos alpinos suizos existen muchos otros destinos dentro del país que merecen la atención de todo el mundo. Los imponentes paisajes del país tal vez sean el mayor orgullo de los habitantes suizos, enormes montañas nevadas y lagos de un azul único son los protagonistas de sus postales más espectaculares. La mejor manera de conocer todo el encanto natural de Suiza es tomando uno de los trenes que recorre la zona completamente alejada de la civilización, el famoso tren rojo los llevará a los destinos más imperdibles en un viaje que quedará en la memoria de todos los viajeros, las ventanas del tren se convierten en el guía ideal de este recorrido donde la belleza está asegurada.

Image

En el centro de la ciudad los turistas suelen beber agua de una de las fuentes más famosas, una costumbre que tiene como base el conocimiento popular de que las aguas de Suiza son las más limpias y puras del mundo. Recorrer las aldeas de los Alpes es también una actividad recomendada para aquellos que quieran degustar platos increíbles en sus restaurantes y a la vez sumergirse en los paisajes que combinan de manera perfecta con la belleza de la arquitectura antigua del lugar. El hotel más lujoso de Geneva les va a asegurar al turista lo mejor en servicio y comidad, una simple noche hospedados en la ciudad bastarán para hacer de su viaje a Suiza el más increíble de su vida.