Seguro que tienes a alguien especial a tu lado, una persona a la que te gustaría ver sonreír todo el día, una persona a la que quizás le guste viajar y con la que querrías viajar tú también, quizás hasta hacerle Un Regalo Original. Si quieres hacer feliz a esa persona y si además tienes facilidad para escaparte unos días de tu trabajo entonces podrías considerar irte de vacaciones un fin de semana, no más, a la ciudad de Praga, un lugar donde ambos podréis disfrutar de un paisaje sin igual y una tierra encantadora donde el disfrute ya dependerá mucho de los lugares hacia los que queráis desplazaros finalmente y las visitas que finalmente hagáis.

Praga en dos días

Visitar Praga en dos días es posible pero has de tener en cuenta que entonces tienes que escoger muy bien lo que visitar, ya que hay muchos lugares característicos de la ciudad que no deberías perderte. Comenzaríamos en el primer día por el castillo de Praga, una visita completa para en la que incluir todo lo más importante, incluidos los alrededores del propio castillo. Cerca de allí tienes el callejón del oro que fue donde residió Franz Kafka entre 1916 y 1917.

Cerca del castillo de Praga está la catedral de San Vito que también podrías visitarla porque ya que estás allí es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad y sin duda no querrás irte de Praga sin visitarla. Si usas para salir de la catedral la puerta de Matías puedes bajar por la plaza de Malá Strana para ver la fortaleza por la escalera Zámecké schody.

Por allí cerca te encontrarás con la iglesia de San Nicolás donde puedes subir a la torre, que es uno de los mejores lugares para ver. Luego puedes dar un paseo por varias calles de Praga siendo las más interesantes de la zona las calles Nerudova o Trziste.

También deberías ver la ciudad vieja de Praga, uno de los lugares más hermosos que tienes en la ciudad con muchos lugares en ella a visitar. De hecho, algunas de sus calles son las más bonitas de la zona. Conviene que por la noche asistas a algún espectáculo del teatro negro que son los típicos de Praga. Si tenéis suerte podréis ver la obra Aspects of Alice, la más emblemática y conocida de Praga.

Ya en el segundo día podrías dejar la parte del barrio judío de Praga al que puedes acceder mediante metro o tranvía. Allí podrás ver seis sinagogas así como el cementerio judío que, si bien no es una de las atracciones que suela apetecer mucho, lo cierto es que llega a ser hermoso pasear por el lugar.

Después de este viaje y paseo por el cementerio y las sinagogas puedes dar un paseo por el río Moldava, una experiencia que suele durar en barco una hora y que resulta bastante económica al bolsillo. También podrás reservar el paseo por internet.

El segundo día no puedes utilizarlo para visitar muchos lugares puesto que has de prepararse para el viaje de vuelta pero eso no quita que no puedas degustar algunos de los lugares para comer, sobre todo en la vieja ciudad, o bien subir al monte Petfin que es uno de los lugares preferidos para muchas personas en Praga.

Si quieres conocer más lugares a visitar o más cosas que hacer te recomendamos la lectura de:

¿Dónde comer y salir por la noche en Barcelona?

¿Qué hacer en Madrid un domingo por la tarde?

¿Qué islas griegas son las más interesantes para visitar?

Imágenes: 1, 2

Etiquetas: ,