San Marino, como bien debes saber se trata de un lugar pequeño, es más, es la república más pequeña y antigua de toda Europa, y claro está, uno de los más pequeños del mundo. No obstante, este diminuto país guarda en su interior un universo cultural insospechado, quizás algunas veces menospreciado por el mundo. A continuación, te daremos muestra de algunas de las bondades que tiene este lugar para todos sus visitantes que quizás podrían sorprenderte.

Este país se encuentra en medio de territorio italiano, exactamente entre Emilia-Romaña y las Marcas. Por ello, la influencia italiana es notable entre sus costumbres y tradiciones, sin quitarle a San Marino sus méritos en cuanto a originalidad y buen gusto. La ciudad cuenta con algunos monumentos memorables de la historia. Uno de ellos, sería indudablemente una de las edificaciones emblemas del país, que además se encuentra representada dentro de la bandera nacional: las Tres Torres de San Marino. Esta construcción se encuentra en los tres picos del Monte Titano; la primera torre, la más antigua de todas, data del siglo XI, y fue construida bajo el nombre de Guaita; la segunda, edificada en el pico más alto del monte en el siglo XIII, fue bautizada con el nombre de Cesta; y la última, Montale, fue construida en el siglo XIV y es actualmente una propiedad privada.

La ciudad es un encanto de por sí. Las calles del centro de la ciudad son pequeñas, estrechas y llenas de sorpresas. Como es una ciudad construida sobre montañas, las calles poseen un atractivo exquisito que invita al turista a seguir explorando. Encontrarás en tus paseos muchas tiendas llenas de artículos interesantes y recuerdos del lugar. También hoteles baratos donde pasar la noche.

Cuando vengas aquí, no puedes dejar pasar los restaurantes y la comida, son excelentes. La especialidad de aquí son, obviamente, las pastas. Lasagna, spagueti alla bolognese, calzones y todos los platos que pueden ser consumidos en Italia pueden ser igualmente consumidos aquí, con algún toque del estilo local. Igualmente, los helados también son una especialidad, cada vez que puedas visita alguna de las heladerías locales y regocíjate con los fabulosos helados de San Marino. También puedes disfrutar de uno de los postres típicos de aquí: La Torta Di Tre Monti, una deliciosa torta de waffle bañado en chocolate.

Tampoco olvides de probar los vinos de aquí, San Marino es conocido además por ser un excelente productor de vinos. ¿Te animas a conocer este destino turístico que te proponemos? Puedes conseguir Vuelos Baratos desde Madrid.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,