Hoy les contaremos de la Catedral de Praga, San Vito, a cuyo lado derecho está la elaborada tumba, labrada en plata maciza, del clérigo de siglo XCII Juan Nepomuceno, diseñada por el arquitecto barroco Johann Emanuel Fischer von Erlach. Los relieves de madera del coro son obras maestras de la talla en madera barroca.

Enfrente e la tumba el conde Schlick, diseñada por Matthias Bernard Braun, hay una escalera que conduce a la cripta real. Aquí están las ruinas de los muros de dos iglesias románicas, así como el sarcófago de Carlos IV, de sus hijos y de sus cuatro esposas, de Jorge de Podebrady y de otros monarcas. El emperador Rodolfo II yace en un ataúd de estaño de estilo renacentista. Encima de la cripta real se encuentra el impresionante mausoleo imperial de mármol blanco e los Habsburgo, construido por Fernando I, su esposa Ana y su hijo Maximiliano.

No olvide mirar hacia arriba para admirar los rombos que adornan el techo del coro. Meter Parler demostró una gran habilidad para combinar soluciones técnicas revolucionarias con formas caprichosas y elegantes, que resultan particularmente evidentes en el lado sur del coro, donde la interacción de columnas y riostras y la admirable complejidad de la tracería son especialmente impresionantes. La galería del órgano señalaba originalmente el final del coro por el lado oeste. Sin embargo, cuando se terminó la parte neogótica de la catedral se trasladó a su situación actual.

Etiquetas: ,