Tallín, capital de Estonia, es una interesante ciudad, más ahora que podemos visitar los túneles que recorren el mundo subterráneo de la ciudad. Misterios e historias que nos llevan al 1600, esta aventura nos promete una vista diferente de la ciudad. Aunque recuerda que si también deseas conocer más excelentes lugares de Europa, te aconsejamos optar por las ofertas de vuelos a Budapest, o bien optar por las mejores rutas de vuelos a Bruselas.

tallin

Historia

Los túneles se mantuvieron cerrados por mucho tiempo ya que datan de la década de 1670 y fueron construidos por los gobernantes suecos de Estonia.

Los túneles fueron creados para proteger a la ciudad y funcionaban tan bien como si fueran murallas. Por estos pasadizos se transportaban tropas y artillería de una punta a la otra de Tallín.

Durante mucho tiempo los túneles estuvieron abandonados pero no por eso fueron olvidados. Las entradas estaban claramente marcadas en la superficie y formaban parte del paisaje de la ciudad, pero aventurarse en la oscuridad de estos túneles, así como animarse a desafiar la laberíntica naturaleza de los mismos, mantuvo a los ciudadanos alejados. Lo mismo sucedió cuando se expandieron rumores de un tesoro escondido en los túneles.

Guerras Mundiales

En los años ‘30, ante la evidente inminencia de la guerra y la complicada posición de Estonia respecto de la URSS, el gobierno abrió los túneles como bunkers antibombas y fueron reutilizados entonces.

Hoy podemos visitar parte de los túneles que conmemoran este rol de los túneles. Muñecos con ropas de la época, máscaras de gas y otras cosillas hacen del recorrido una experiencia un tanto más aterradora (y un poco ridícula).

tunel tallin

Los soviéticos bombardearon la ciudad y los habitantes se protegieron en los túneles. Los alemanes los echaron sólo un año más tarde y aunque no fueron una fuera libertadora, ayudaron a que mucho del casco histórico de Tallín no fuera completamente destruido.

El siglo XX

Pero los rusos tomaron nuevamente Estonia luego de la guerra e instalaron misiles nucleares alrededor del país. Durante la Guerra Fría Estonia estaba en la lista de los posibles ataques nucleares americanos. Como era evidente que los túneles no protegerían a los ciudadanos de un ataque nuclear directo, éstos quedaron nuevamente olvidados y sin uso.

En las décadas de los 80 y 90 los túneles se volvieron refugio de una nueva tendencia que era ilegal en la URSS: el punk. La música y el estilo de los representantes de esta moda solían atraer la atención de la policía que perseguía a los adeptos al punk pero jamás dentro de los túneles.

Cuando en 1991 vino al independencia de Estonia, los punk pudieron exponerse sin problemas, pero la población de sin techo creció y fueron ellos esta vez los que tomaron los túneles.

Actualmente los túneles están abiertos al público con tours, sin embargo algunos hechos interesantes se vuelven un factor de desilusión. Por ejemplo, los grafitis de los punk fueron cubiertos y pintado luego en un estilo punk grafitis nuevos. ¿Un poco tonto no? Y muchos de los sin techo fueron expulsados de los túneles cuando podrían haber sido contratados como guías del tour y agregar un toque más realista a toda la explicación ¿no les parece?

 

¿te han dado ganas de ir a descubrir Tallín? Mira este video para saber más (si no podéis verlo correctamente en este artículo, haz click aquí):

Tallín, Estonia

 

Otros artículos sobre Tallín y estonia que pueden convenceros de ir de visita a este bonito país aún fuera de las rutas turísticas más populares:

Fuente: un excelente y completo artículo (en inglés) de Gadling

Etiquetas: , , , , ,