El lugar que describiremos a continuación parece algo totalmente irreal, que existiera sólo en cuentos fantásticos a los que la razón no alcanzaría para comprender. La Isla de Sark, fue el último territorio de la bella Europa en sostener un gobierno feudal, el cual se regía en una zona que no superaba los cinco kilómetros cuadrados y su población no trascendía de 550 habitantes en temporada baja y apenas alcanzaba las mil personas en el verano cuando los turistas arribaban allí.


Imagen Masimore

La poca densidad poblacional asociada y al suelo continental que ocupa esta isla es u sinónimo de paz y tranquilidad, uno de los pocos que en la actualidad se pueden encontrar en Europa. Situado en el Canal de la Mancha y formando parte del conjunto de islas que pertenece a dicho canal, es una vía que separa a Francia del Reino Unido, respondiendo a jurisdicción de este último. La casi nula contaminación que existe en Sark permitió declarar a esta zona como la mejor para poder observar las estrellas de noche.

El alumbrado público no existe en Sark, por lo que la contaminación lumínica es un término desconocido para sus habitantes, no hay presencia de automóviles ni calles asfaltadas, que se suman a la tranquilidad de este islote que, de noche, posee un espectáculo en el firmamento como ningún otro lugar en la Tierra.

En cualquier caso, si te gustan los cruceros no olvides encontrar cruceros Norte de Europa, para seguir disfrutando igualmente de lo mejor de Europa, pero por mar.

Etiquetas: , ,