Así como hablamos de Nördlingen, el pueblo amurallado que se instaló en el cráter de un meteorito en la zona sur de Alemania, también podemos explayarnos bastante a la hora de describir al poblado de San Gimignano, el cual toma lugar en las Colinas de la Toscana. Florencia, capital de la región de la Toscana, la cual se baña en gran parte de sus costas por las aguas del Mar Tirreno, es uno de los destinos preferidos para los visitantes para comenzar el recorrido a San Gimignano, en la histórica provincia de Siena.


Imagen Torreprima

Italia tiene millones de sitios para elegir en lo que respecta a su abanico de actividades posibles para realizar por los turistas allí, pero detenerse a admirar la esencia medieval que se reluce en las calles de San Gimignano no tiene comparación. Se lo conoce como la “Manhattan Medieval” y esto se debe a que es uno de los lugares que aún conserva su estilo medieval con mayor densidad de torres por habitante.

Este fenómeno se debe a la competencia llevada a cabo por las familias ricas hace mucho tiempo, todas las familias invertían su dinero en levantar la torre más alta e impactante lo que llevó a considerarla como la cuna de los rascacielos.

Etiquetas: