A lo largo de los 1.020 kilómetros de longitud que tiene el río Loira hay un tramo entre la región de Sully-sur-Loire hasta Chalonnes-sur-Loire que forma parte del Patrimonio de la Humanidad nombrado por la Unesco en el año 2.000. Este tramo es el Valle del Loira con 280 kilómetros de largo y 800 kilómetros cuadrados de superficie.

Esta es una de las muchas rutas que se pueden hacer en el Valle del Loira. Cuatro castillos que reflejan la esencia de esta región en su máximo grado, paisajes naturales y construcciones históricas que han convivido durante siglos, dando como resultado de esta convivencia una parte importante de la historia de Francia a través de sus principales protagonistas, sus reyes.

Conocido como “El Diamante de las mil facetas”, así también es llamado el Castillo de Azay-le Rideau. El marco en el que se encuentra construido hace de él uno de los castillos más idílicos de los que se pueden encontrar en el Valle del Loira, y es que está edificado en medio del río Indre en una isla.

Imagen: turismoenfotos

El Castillo de Cheverny si ya de por si tiene un exterior imponente por su sobriedad, más destaca por su interior, considerado como el castillo del Valle del Loira con una decoración de muebles más suntuosa.

Imagen: arqhys

Tiene el honor de ser el castillo del Valle del Loira más grande, y es que el Castillo de Chambord lo es rodeado con 1.000 hectáreas de bosque.

Imagen: sobrefrancia

Y el castillo más diverso en cuanto a estilo arquitectónico, el Castillo de Blois. Hasta cuatro estilos distintos presentan sus alas. La arquitectura francesa, el estilo gótico, renacentista y clásico viven y se mezclan en esta construcción que fue residencia de 7 reyes y 10 reinas de Francia.

Imagen: wikipedia

Etiquetas: , , ,