Nos vamos acercando a nuestro destino, pero sin duda llegado este momento notarás que estás aprovechando el viaje porque la riqueza paisajística te estará mereciendo la pena. Vamos a continuar con la ruta acercándonos ahora a otra de nuestras paradas: Amberes.

Gante-Amberes

Llegados a este punto, muchos de vosotros quizá os llegueis a plantear el dejar de lado Amberes para conocer Bruselas y hacer más directo el viaje hacia Lieja. Ciertamente esto es una opción tan válida como cualquiera. Si hemos obviado Bruselas es porque quizá no reúne el encanto de otras ya mencionadas, no obstante, y si puedes permitírtelo, desde luego que no deberías dejar de lado la ocasión de visitar su Grand Place, el símbolo de toda Bélgica y una de las plazas más bonitas de toda Europa, y por supuesto, muy cercano a esta,  contemplar el archiconocido “Manneken Pis.

Sea como fuere, si tu deseo es no perderte otra ciudad magnífica de Bélgica te proponemos que tomes el coche y te acerques hasta Amberes.  Se encuentra a unos 40 kilómetros de Bruselas (si es que partes desde allí) y a una distancia de 60 kilómetros desde Gante, si prosigues la ruta inicialmente trazada.

Amberes es una ciudad muy grande, en la que degustar mucha cerveza, con una animada vida nocturna (muy probablemente por su condición de ciudad universitaria) y en la que contemplar muchos edificios preciosos, la mayoría de ellos iglesias de diferentes estilos. Amberes es, además, la ciudad por excelencia del pintor barroco Rubens, no porque significara su nacimiento, al menos biológico, pero sí su época de mayor esplendor artístico. La ciudad le rinde merecido homenaje y es fácil ver por muchas de las plazas de Amberes alguna estatua conmemorativa.  La ciudad es un punto estratégico del comercio portuario, estableciéndose como base de exportaciones e importaciones ya no solo entre las distintas ciudades de Bélgica, sino para otros países del viejo continente. Es, además de todo esto, un excelente mercado para los diamantes ya que su comercio se basa principalmente en la talla de este caro y lujoso mineral.

Fuente imagen: agregaeducacion

La zona de mayor afluencia turística es Grote Markt, o gran plaza del mercado,  donde hallaremos edificios de enorme valor histórico. Cercano a esta el Ayuntamiento de Amberes,  y uno de los emblemas de la ciudad, su Catedral, de estilo gótico y donde precisamente se hallan obras de Rubens.  También es típico de Amberes acercarse hasta la plaza Grote Markt para contemplar la fuente y estatua de Brabo, en clara alusión a la leyenda que encierra la ciudad de Amberes, que habla de un valiente centurión, Silvio Brabo, que logró vencer a un gigante que mantenía atemorizada a la población .

Para conocer a fondo esta leyenda y conocer bien la ciudad lo ideal sería emplear, mínimo 2 días/1 noche, y para ello habrá que alojarse en cualquiera de los hoteles que ahora te recomendamos:

– Astoria. Es la opción más económica de nuestra estancia, precisamente porque este establecimiento se encuentra algo alejado del centro de Amberes, sin embargo se encuentra en una zona muy animada (rodeada de tiendas y restaurantes) y muy bien comunicado con la Catedral, por lo que emplear un paseo puede ser la mejor excusa para conocer a fondo la ciudad.

– Residence. Modesto pero céntrico y en el que nos tratarán muy bien.

– La última opción es la del Hotel Radisson SAS Astrid, quizá la más costosa, pero si te lo puedes permitir te compensará por contar con amplias estancias, un edificio moderno y muy bien situado.

La última de nuestras paradas nos llevará directamente a la zona más recomendada cuando se viaja hasta el circuito de Spa Francorchamps, Lieja.

Ruta F1 hacia el circuito belga de Spa, primera etapa

Ruta F1 hacia el circuito belga de Spa, segunda parte

Ruta F1 hacia el circuito belga de Spa, tercera etapa

Etiquetas: , , ,