Reykjavik es una ciudad intensa que mira hacia la magnífica naturaleza que parece explotar (a veces literalmente) en Islandia. Pero si bien la ciudad tiene mucho que ofrecer a veces no se deja descubrir tan fácilmente. ¿Quieres saber lo que no puedes dejar de hacer en la capital islandesa? Aquí te lo contamos. Además de Islandia no te olvides que también puedes descubrir más sobre Europa. ¿Un ejemplo? Encuentra una buena oferta de vuelos a Roma, o bien disfruta de unas vacaciones baratas en Praga.

guia-de-reykjavik

Hace poco una buena amiga se fue a Islandia. Estaba de paso antes de volver a los Estados Unidos y andaba desesperada tratando de ver qué era lo que se podía hacer en la capital. Claro: la mayoría de las opciones incluían viajes de un día o medio día fuera de la ciudad. pero mi amiga se preguntaba “¿qué se puede hacer en Reykjavik o es que simplemente se puede ‘salir’ de la ciudad?

¿Estáis por ir a Islandia y queréis pasar algunos días en la capital? ¿Queréis descubrir lo más auténtico de Reykjavik? Aquí os contamos aquello que no podéis dejar de hacer en la ciudad.

Visita el Harpa Concert Hall

Esta construcción moderna es un excelente lugar para socializar con los locales mismo si ver representaciones no es lo tuyo. Hay un bonito café en la planta baja y es una excelente localización para  disfrutar del modernismo que se ha venido instalando en Reykjavik.

¿Dónde está? A lo largo del puerto. No escapará de tu mirada.

El museo fálico

Probablemente el único museo del mundo dedicado, como te imaginas, al pene y la cultura fálica.

¡No te horrorices! De seguro mientras te acerques comiences a sentir curiosidad (meramente científica) sobre el tamaño del pene de una ballena azul macho.

Otros de los interesantes ejemplares incluyen seres míticos que aparentemente viven en Islandia. ¡Interesante!

¿Dónde? Está en la calle Laugavegi , número 116.

Reykjavik

Imagen por Stuck in Customs

Hallgrímskirkja: la catedral más grande de Reykjavik

Aparte de que la catedral más grande de Islandia merece de por si una visita, esta iglesia tiene un atractivo algo especial: por un par de euros podemos tomar el elevador hasta la punta a unos 73 metros de altura desde donde se puede apreciar una vista de 360 grados. ¡Os robará el aliento!

¿Dónde está? La catedral puede verse casi desde cualquier punto de la ciudad, sólo debes mirar para arriba.

Sal de fiesta

Reykjavik es una excelente ciudad para salir de fiesta: ¡los locales saben donde está la diversión!

Cualquier día de la semana es bueno para salir de fiesta, pero obviamente la mejor noche es el sábado. Es esta noche la que atrae a los turistas y locales que se mezclan en pubs y discotecas.

Mismo en invierno, el sábado por la noche se ven hombres y mujeres vestidos de fiesta yendo de un bar a otro (la ciudad es pequeña), calentándose gracias al alcohol y disfrutando de una fiesta que dura toda la noche.

 

¿Quieres saber más de Islandia? No te pierdas estos artículos que os compartimos a continuación, seguro os ayudarán a organizar vuestro viaje:

 

Vía: Gobackpacking

Etiquetas: , , , ,