Pompeya ha sido un popular destino turístico durante 250 años, fue en el Grand Tour del 2008 que alcanzó a reunir casi 2,6 millones de visitantes convirtiéndolo en uno de los sitios turísticos más populares en Italia.

image

FOTO: Sigfrido González Pardo

Es parte de un Parque Nacional Vesubio y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997, su historia nos cuenta que en el 79 dC el monte Vesubio estalló con fuerza catastrófica, generando una mezcla de gases calientes piroclásticos y cenizas que fluía por la ladera del volcán enterrando las ciudades de Pompeya y Herculano.

La devastación fue inmediata y letal, ya que el calor, la ceniza y el barro volcánico enterró y conservó a muchos de los residentes y la mayoría de los edificios.

image

FOTO: Sigfrido González Pardo

En esos momentos Pompeya fue el hogar de más de 10.000 habitantes y la violenta erupción del Monte Vesubio fue inesperada, así en cuestión de minutos, la ciudad fue enterrada y su historia pérdida hasta que fue redescubierta en el siglo XV.

No fue hasta el siglo XVIII que se llevaron a cabo excavaciones importantes ya que por actitudes morales de la época, muchas de las piezas de arte erótico (común durante el Imperio Romano) se ocultaron, pero ahora estas obras de arte están en exhibición para los visitantes adultos.

Realizar una visita por las excavaciones de Pompeya puede tomar muchas horas, si se desea recorrer todos los elementos del sitio, para muchos visitantes en dos o tres horas le permitirá cubrir los edificios más importantes.

image

FOTO: Sigfrido González Pardo

El interior de muchos de los edificios están en buenas condiciones que sorprenden, aunque muchas de las decoraciones originales (estatuas y frescos) han sido eliminados (por la exhibición en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles), todavía hay mucho que ver en Pompeya.

Los depósitos de cenizas de la erupción del Monte Vesubio cubrieron la ciudad con tal rapidez que dejaron perfectamente conservados sus edificios y a sus habitantes como estaban en el momento de la catástrofe, las ánforas, vasijas, estatuas, el arte y los cuerpos humanos se conservaron intactos.

Imagen: 12-3
FOTOS: Sigfrido González Pardo

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,