El Palacio de Versalles es una de las obras arquitectónicas más impresionantes y cautivantes del planeta debido a la particular belleza que lo reviste y en el acogedor lugar en el que se encuentra. Esta edificación se ubica en Versalles, ciudad que fue capital del imperio francés y hoy es apenas un suburbio de París, la metrópoli más importante del país de Francia. Además de erigirse como la capital del municipio de Yvelines, Versalles se caracteriza por ser un poblado poco habitado durante los períodos en los que el flujo de visitantes que recorren el país galo baja considerablemente, lo que permite llegar a la conclusión de que uno de sus puntos más fuertes es el turismo.


Imagen Yeitakblack

La construcción de esta hermosa obra fue ordenada por el Rey Luis XIV, y el motivo fue llevar a cabo una mansión en la que pueda residir no sólo el rey, sino también todas las personas pertenecientes a la nobleza, para que de esta manera el control monárquico sobre la población sea mucho más eficiente.

Considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1979, el palacio junto al parque de Versalles son famosos por la cantidad de obras de menor tamaño pero significativamente de gran peso para la cultura francesa, como lo pueden llegar a ser el Gran Trianón, el Pequeño Trianón, el invernadero de Naranjos y el canal de agua dulce interno que posee 1,5 kilómetros de largo por 62 metros de ancho, que se establece en el sitio donde anteriormente había un antiguo pabellón de caza.

Etiquetas: , , ,