Orsha es uno de los destinos más tranquilos y hermosos de Bielorrusia. A orillas del río Dniéper, se alza esta increíble y pacífica ciudad, bella por su exótica estructura y sus tranquilas calles.

Un típico pueblo industrial de Bielorrusia se convierte en unas vacaciones de tradición y cultura europea. Llegado el verano se realizan hermosos bailes populares y festividades conmemorativas de la historia del país y se puede participar de sencillos y hermosos desfiles callejeros. Es uno de los sitios más elegidos de Bielorrusia en los últimos años porque se trata de un pueblo que mantiene el encanto del pasado y realmente permite evocar viejas postales europeas que la modernidad ha ido quitando.

Los recorridos para conocer este hermoso pueblo en vacaciones pueden comenzar con un circuito en bicicleta por el casco histórico, la estación de tren (una de las más famosas de Bielorrusia por su arco arquitectónico), la plaza principal y los grandes edificios históricos como la municipalidad, la Iglesia del pueblo, el museo de Arte municipal y el Teatro de Orsha.

Para realizar compras puede visitarte la feria de la plaza del centro, en donde se venden hermosas antigüedades, dulces y frutas y todo tipo de recuerdos. A la hora de existen muchos restoranes acogedores cercanos al puerto en donde se sirven exquisitos pescados ahumados, quesos asados y todo tipo de exquisiteces típicas de la zona. Existe poca vida nocturna en este pequeño pueblo pero pueden visitarse dos pubs en el centro de la ciudad donde se sirven riquísimas cervezas artesanales, licores y kvas.

Etiquetas: , ,