Europa está llena de destinos de todo tipo, donde sin duda encontrar una magnífica gastronomía y un valioso legado cultural y artístico. Que vivamos dentro del viejo continente no nos garantiza que podamos preparar un viaje por el interior conociendo todo lo que nos espera en el resto de países, de ahí que hoy decidamos darte algunas claves para que nada te pille sin haberlo previsto con antelación, al menos lo más importante, si te decides por un país como Austria.

Pisar cualquiera de las ciudades de este magnífico destino, pero sobre todo si se aterriza en su capital, Viena, es hacerlo consciente de que quedarás impregnado por su carácter de ciudad imperial y envuelto por los valses. Sus imponentes edificios, sus magníficos jardines  y el encanto del Danubio sin duda son su mejor carta de presentación, pero unos días en este país soberano no te dejará indiferente por ninguno de sus detalles.

¿Qué tiempo encontraré en Austria?

En Austria hay un clima muy distinto al de España, ya que está influenciado por los alpes, así que durante todo el año vamos a encontrarnos unas temperaturas más bajas que en la Península Ibérica, además de una mayor frecuencia de precipitaciones. En verano podrás ir algo más ligero de equipaje pero no te librarás del todo de la ropa de abrigo ya que -sobre todo por las noches- refresca mucho. En los meses de invierno, obviamente, mucha ropa que te aísle de las bajísimas temperaturas reinantes. Si eres muy friolero/a es mejor que abandones la idea de viajar en los meses más fríos del año.

¿Necesitaré un adaptador de corriente para mi cámara de vídeo o para cargar el teléfono móvil?

No tendrás que comprar ninguno de ellos ya que tanto el voltaje como el enchufe empleado en Austria son idénticos a los empleados en España

¿Tendré que cambiar dinero antes de llegar?

No, ya que en Austria la moneda de curso legal es el euro, al igual que en España

¿Me veré obligado/a a adoptar un sistema de conducción diferente al de España?

En absoluto, en Austria también se conduce por la derecha, por lo que no tendrás que habituarte a un nuevo modo de conducir un vehículo de alquiler, por ejemplo. Algo muy importante que deberás tener en cuenta es que en Austria se exige que pagues un peaje llamado vignette, de lo contrario te pueden multar.

¿Tengo que dejar propinas?

Si, es obligatorio, pero la cantidad dependerá del sitio en el que te encuentres. Por ejemplo, en el hotel o  un taxi suele corresponder a una décima parte del total del servicio. En cambio, si se trata de un servicio de restauración (bar, restaurante) te la incluirán en el ticket, pero nunca está de más ser generoso si así lo consideras. El trato al cliente suele ser exquisito y de seguro no te pesa dejar más propina.

¿Requiere que viaje con algún tipo de documentación sanitaria?

Efectivamente, deberás tramitar la Tarjeta Sanitaria Europea antes de marcharte de viaje para poder ser atendido en cualquier hospital o centro médico austriaco.

Más consejos, recomendaciones y sugerencias para moverte por Europa en los siguientes enlaces de interés:

Oporto, la segunda ciudad de Portugal

La noche de los museos en Europa

Que visitar en Bélgica

Etiquetas: , , ,