En muchas oportunidades se escucha nombrar la frase “parece haber sido extraído de un cuento” cuando se habla de destinos o lugares exóticos, pero lo que más se acerca a un pueblo que no pertenece a la realidad es Nördlingen, una localidad que no supera los 20 mil habitantes y se encuentran en el estado de Baviera, el más grande de los dieciséis que conforman a la República Federal de Alemania. Situado al sur del país, este pequeño poblado fue el escenario de la Guerra de lo Treinta años, lo que la hace un poco más llamativa por haber sobrevivido a tantos años de batallas bélicas.


Imagen Planetagadget

En el distrito de Danubio-Ries, hace más de 15 millones de años cayó un meteorito que dejó cráter de alrededor de 25 kilómetros de diámetro, lo que hoy en día determina la región del Ries de Nördlingen. Rodeada por una gran muralla y distinguida por sus techos rojos en forma triangular, este pueblo es una de las concentraciones de casas más bellas que pueden existir, no sólo en Alemania, sino también en gran parte de Europa Occidental.

Dentro del poblado existen casas que aún permanecen con su aspecto medieval adquirido desde el Siglo XIV, lo que le otorga un toque mágico al paseo por las calles de este emblemático pueblo teutón, en el cual se destaca la Iglesia San Jorge, donde en lo más alto de su torre se puede contemplar por completo a la pequeña urbe.

Etiquetas: ,