A orillas de los ríos Alzette y Pétrusse se encuentra Luxemburgo, que es la sede de la Corte General Europea de Justicia y en el año 1994 fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Este país se encuentra ubicado en el centro de Europa y está rodeado de países como Francia, Alemania y Bélgica.

Palacio Grand-Ducal

 

imagen: aqui

Su capital tiene el mismo nombre y data del año 963, y es una de las ciudades europeas con más vida cultural, con grandes construcciones que han sido preservadas a lo largo del tiempo y que jugaron un importante papel en la historia de Europa. La ciudad, por razones de su localización y geografía natural, tiene una importante significación militar estratégica.

Como en la vieja Europa, Luxemburgo cuenta con magníficos monumentos cargados de historia como los castillos de Mersch, Schoenfels, Hollenfels, Septfontaines, Koerich y los de Ansembourg. De gran interés turístico destacar la Catedral neogótica de Notre Dame, Las fortalezas, el Palacio Grand-Ducal, el Gëlle Fra (monumento a la guerra), las Casamatas, la Abadía de Neumünster, el Puente de Adolphe y el Pasillo de la Cuidad. La Catedral de Notre Dame, es la principal iglesia del país. En sus orígenes  era una iglesia que pertenecía a los jesuitas y comenzó a construirse en el año 1613. Es un ejemplo de estilo gótico, aunque también contiene elementos renacentistas.

Por otro lado el Palacio Grand-Ducal es el lugar de residencia del Gran Duque de Luxemburgo y es desde donde realiza la mayor parte de sus funciones como Jefe de Estado del Gran Ducado. Este edificio fue el ayuntamiento de la ciudad de Luxemburgo entre los años 1572 y 1795, más tarde fue sede de la prefectura del departamento des Forêts en el año 1795 y finalmente la sede del gobierno de Luxemburgo en el año 1817.

 

Más monumentos

Gëlle Fra

 

Imagen: aqui

Un monumento a los caídos en la ciudad de Luxemburgo se alza en memoria de los luxemburgueses caídos que se ofrecieron de forma voluntaria para el servicio de las fuerzas armadas durante la Primera Guerra Mundial. Se trata del Gëlle Fra, situado en la Plaza de la Constitución en el centro de la ciudad. Es un impresionante obelisco con una altura de 21 metros, donde en lo alto se levanta una estatua de bronce dorado con una mujer que sostiene una corona de laurel como si la fuese a colocar encima de la nación. Dos figuras de bronce se sitúan a los pies del obelisco representando a los soldados que se ofrecieron voluntarios para servir a Francia, uno en la base por haber muerto en el servicio a su país y otro de luto por su muerte.

La Abadía de Neumünster está ubicada en el barrio de Grund de la ciudad de Luxemburgo. Es un lugar de reunión pública y también un centro cultural. La Abadía original en la meseta de Altmünster fue destruida en 1542 y los monjes construyeron una nueva Abadía de Neumünster en el año 1606 en el Grund. Pero también fue destruido por el fuego en el año 1684, aunque esta vez fue reconstruida en el mismo lugar en el 1688 y ampliada en 1720.

Enlaces:
Luxemburgo

Los países de la Unión Europea

Las capitales de Europa: historia y belleza

Etiquetas: