Entre los interesantes monumentos y salones históricos por conocer en Praga, capital de la República Checa, se encuentra la teologický sál (Sala Teológica), que fue construida por Giovanni Domenico Orsi en un suntuoso estilo barroco y, en su época, costó 2.254 florines.

Siardus Nesecký, un miembro de la orden, pintó espléndidos frescos en el techo entre 1723 y 1727. El tema es la verdad, es sabiduría que tienen sus raíces más profundas en el conocimiento de Dios. Las escenas de brillantes colores que describen los cuadros de resistente estuco rebosan calidez y alegría. En medio de la habitación hay varios globos terráqueos de gran valor.

El fresco del techo de la Filozofický sál (Sala Filosófica) es bonito pero más difícil de entender. La obra de Franz Antón Maulpertsch es en concepto y técnica una apoteosis monumental de la pintura de techos de estilo rococó en Europa.

El fresco en cuestión muestra la evolución de la humanidad gracias a la sabiduría, un tema cercano a las ideas de la Ilustración.

En los dos lados estrechos se puede ver a Moisés con las tablas de la ley y enfrente a San Pablo pronunciando un sermón en un altar pagano.

Etiquetas: , , ,