Por encima del Círculo Polar Ártico, en el extremo más septentrional de toda Suecia, se encuentra una vasta región de montañas, lagos, glaciares, valles y marismas en estado salvaje.

foto2

Toda esta zona es un área protegida por la UNESCO y forma parte de la región más extensa de la Laponia de Suecia. Allí, en medio de ese entorno natural salvaje, más precisamente en la provincia sueca de Norrbotten, viven los sami.

Es éste el hogar y hábitat natural de la cultura de los sami. Es en ésta zona en donde pervive desde hace siglos el ancestral estilo de vida basado en la trashumancia estival de ganado en las montañas.

Durante los inviernos, los sami se desplazan con sus renos hacia la zona de Jokkmokk, donde muchos de ellos tienen empleos convencionales. Si se tiene la oportunidad de visitar este lugar, algunos atractivos turísticos para conocer allí son, por ejemplo, Ájtte, el museo sueco de la montaña y la cultura Sami, el centro de educación Sami, y las diferentes tiendas de artesanías de la zona.

El clima en ésta región sueca es el subártico, por consiguiente los inviernos son mucho más largos y rigurosos en cuanto al frío, y los veranos son cortos y templados.

Así, durante el invierno en la Laponia Sueca las temperaturas pueden descender hasta los menos cuarenta grados centígrados y, en el verano, pueden superar los treinta grados.

Para llegar hasta esta zona, la compañía aérea Iberia ofrece un vuelo directo por día entre Madrid y el Aeropuerto Internacional de Arlanda, en Estocolmo. Así que desde cualquier parte del mundo, haciendo escala en la ciudad capital de España, se puede acceder a la Laponia sueca.

Fuente: Teleaire.com

Etiquetas: , ,