Aunque soñamos con conocer otros países, lejanos y exóticos, primero debemos darnos cuenta de que en Europa tenemos también una gran extensión desconocida. Incluso simplificando aún más, no conocemos perfectamente nuestro propio país, ni llegaremos a hacerlo. Siempre hay lugares nuevos que descubrir, sitios donde dormir, vivencias que experimentar… Y lo mismo con nuestro continente. Es por eso que lo mejor es empezar por lo propio, así que en este artículo vamos a hacer un repaso por los ríos más largos de Europa, ya que nunca viene mal conocer algo más de nuestro propio territorio. Si quieres saber más, sigue leyendo, pues no tiene desperdicio.

crucero-por-el-rio-danubio

El continente europeo alberga a varios de los ríos más largos del mundo, aunque sin llegar a superar al Nilo en el continente africano o el Amazonas que recorre los territorios de Perú y Brasil en Sudamérica. Sin embargo, en Europa se ha sabido aprovechar muy bien el caudal del los ríos y los han convertido también en lugares dedicados al turismo.

Además, para conocer los países por los que pasa cada río nada mejor que ver este vídeo que hemos elaborado para vosotros.

Naturaleza en estado puro

El más largo de todos los ríos europeos es el Volga -3.531 kilómetros-, considerado en Rusia como río nacional, ya que veinte de sus ciudades se encuentran en la cuenca del Volga. Al igual que el Danubio, ha sido la cuna de civilizaciones antiguas y luego hogar de la tribu de los hunos y demás pueblos turcos. En la actualidad, es muy utilizado como vía de transporte comercial, y se ha logrado aprovechar su gran cantidad de agua para construir embalses de riego e hidroeléctricas. También alberga una rica variedad de fauna marina y aves, así que si somos amantes de la naturaleza, un paseo por los alrededores de este río nos encantará. 

En el Delta del Volga se dan cita numerosas colonias de flamencos, pelícanos y lotuses, siendo este el único lugar de Rusia donde se pueden apreciar a estas especies. El frío territorio que le ha tocado transitar al Volga, produce que este se congele durante tres meses al año en gran parte de su recorrido.

El segundo río más largo de Europa es el Danubio, el que recorre 10 países de la Europa central y oriental. Nace en el Bosque Negro en Alemania para que luego de 2,860 kilómetros desemboque en el Mar Negro. Su delta es considerado desde el año 1991 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ya que en sus humedales llegan en gran número aves migratorias, algunas de ellas en peligro de extinción.

Russia-Volga-river

El Ural es otro de los ríos más largos e importantes de Europa, con una longitud de 2,428 kilómetros que recorren los territorios de Rusia y Kazajstán. Además, sirve como frontera natural entre los continentes europeo y asiático. Se le conocía también con el nombre de Yaik. A partir de 1775 toma su nombre actual.

El río Dnieper también tiene su origen en Rusia, pasando luego por Bielorusia, Ucrania hasta desembocar en el Mar Negro. Este río es especialmente importante para la economía y transporte de Ucrania, y al igual que el río Volga, se congela durante los meses de invierno. Tiene una longitud total de 2,201 kilómetros.

De no tan larga extensión -1,360 kilómetros- pero de inmensa relevancia para la Unión Europea, el río Rin se ha convertido en la vía fluvial más importante y utilizada de Europa. Nace en los Alpes Suizos y desemboca en el Atlántico.

El río Tajo, considerado el más largo de la península ibérica, sobrepasa por poco los 1,000 kilómetros y atraviesa Portugal primero y España luego.

En la lista de los ríos más largos de Europa se incluyen también el Elba, el Vístula, el Daugava, el Don, el Pechora y el Dniester. Como vemos, es increíble la cantidad de fuentes de agua de las que disponemos en Europa. Y no son solo fuentes de agua, sino también de vida. ¿Por qué no escoger uno de estos ríos y seguir su curso a ver a dónde nos lleva? Sería un plan ideal para este verano.

Y si quieres saber más cosas de Europa…

Fuente de imágenes: cepolina, crucerosturisticos

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,