Una de las vistas más espectaculares que podemos encontrarnos en Europa se encuentra en Noruega, aunque hayas recorrido por completo este continente es de visita obligatoria descubrir por ti mismo los fiordos noruegos.

Hay muchas visitas que realizar cuando uno comienza su ruta por Noruega, muchos paisajes que inmortalizar y grabar en la memoria, sensaciones, olores, luz… Esta tierra es conocida como el lugar donde los fiordos y los glaciares se reúnen, donde la naturaleza no ha sido supeditada a las necesidades del ser humano sino que todo se ha creado en armonía con ella.

Los fiordos noruegos son mundialmente conocidos, todos habréis escuchado hablar de ellos alguna vez, de las impresionantes entradas del mar sobre antiguos valles creados por la acción de los glaciares. No menos sorprendente es ver sus altas montañas de colores verdes intensos, los lagos que bañan las superficies y ese olor que parece que jamás podrás volver a sentir nada igual: pureza.

Una de las cosas que siempre recuerdo con cariño y con admiración, son los pueblos de los pescadores y sus preciosas casas de diferentes colores en las orillas, casas de madera que nada tienen que envidiar a nuestros grandes edificios de ladrillo e incluso me atrevería a decir que nosotros tendríamos bastante que envidiarles.

En el caso de que las vistas y las sensaciones aún no te hayan enamorado, los mitos legendarios que se mantienen de generación en generación, hacen de este lugar un sitio único para disfrutar en todos los sentidos e incluso se ha convertido en uno de los destinos más deseados por aquellos que realizan cruceros por el norte de Europa convirtiéndose en una parada obligatoria para disfrutar de aspectos únicos.

Hay lugares únicos en estos maravillosos fiordos noruegos como el Preikestolen. Tenéis que hacer todo lo posible para visitarlo, si además tenéis la suerte de contar con las buenas temperaturas del verano podréis ver la lejanía desde la cima y disfrutar de una sensación de libertad alucinante. La verdad, es que es una de las mejores experiencias que recuerdo, uno se siente cerca del cielo pero con los pies sobre la tierra.

Etiquetas: ,