Les recomendamos que antes de entrar en la catedral de San Vito por la puerta oeste, eche un vistazo a su exterior, que data de los últimos años del proceso de construcción.

El rosetón de la Catdral, con más de 10 metros de diámetro, representa escenas bíblicas de la creación del mundo. Al otro lado el rosetón se encuentran los retratos tallados de los arquitectos de la catedral. Las torres están decoradas con las estatuas de 14 santos y en el centro de las puertas de bronce se describe la historia del  edificio; en los laterales hay imágenes referentes a las leyendas de San Adalberto y San Venceslao.

Las características más notables del espléndido interior de la catedral son las vidrieras y el triforio, un pasillo entre las columnas con una galería de retratos. En la creación de las vidrieras participaron diversos artistas checos, como Max Svabinský, responsable d la vidriera de la primera capilla de la derecha, del mosaico de la pared oeste y de la gran vidriera que hay sobre la puerta sur.

La vidriera de la tercera capilla de la izquierda fue diseñada por Alfons Mucha, quien probablemente es más conocido fuera de la República Checa por sus carteles modernitas que representan a la actriz Sarah Bernhardt.

Etiquetas: