Auténtico mosaico de los más hermosos contrastes, diríase surgida del sueño de un naturalista. Enmarcada entre la Cordillera Cantábrica y 350 kilómetros de  costa, albergue de más de 100 playas, Asturias (conoce más información sobre los hoteles en Asturias en los que podrás hospedarte) es toda ella cambiante y plural, mágica y misteriosa.

ast

Montañas coronadas con crestas de nubes tocando el cielo o bajando hasta el mar. Bosques de hayas, robles, castaños, abedules, cercados por acebos y poblados por una fauna insólita, por osos y lobos, rebecos, linces, gatos monteses y cientos de especies de aves. Valles profundos, ríos de aguas torrenciales, lagos de una serenidad inmutable y un mar hermoso y violento, plagado de playas de fina arena o de  rocas abruptas. Asturias es agreste y salvaje, alta y profunda, primitiva, fascinante. Tierra de contrastes, Asturias encuentra su unidad en el color, el imperecedero verde, mimado por las lluvias y el clima templado. Verde la tierra y verde la mar.

En los Picos de Europa, el paisaje se eleva hacia el cielo; allí el majestuoso Urriello, el mítico naranjo de Bulnes reina desde las alturas sobre la tierra y el mar en una región plagada de montañas, Peña Mea, Peña Ubiña… cimas temibles unas, pero accesibles las otras si se sabe tenerles el respeto que se merecen.

El Dobra, el Sella, el Cares, ríos de aguas puras, de torrentes y arroyos o la oscura quietud de los lagos Enol  y Ubales. Para el amante de las actividades al aire libre, la naturaleza asturiana es un marco inigualable. Montañas que son un desafío para los escaladores, pesca de mar y de río, navegación a vela, surfing, natación son sólo una pequeña relación de lo que Asturias ofrece.

Etiquetas: , , ,