La capital de Inglaterra se prepara para recibir, el año que viene, el máximo evento deportivo del mundo: los Juegos Olímpicos. Pero Londres no tiene solo 15 días de deportes. A nivel turístico se pueden encontrar muchos atractivos.

Caminar por los céntricos barrios de Westminster y la City se transforma en un gran atractivo para todos los sentidos humanos. Un enorme número de personas de distintas partes del mundo se mezclan entre ir y venir, pero a simple vista se puede apreciar la gran variedad de propuestas de ocio que aparecen, como los miles pubs, decenas de teatros, cientos de parques, mercados como Covent Garden, la vida nocturna y las zonas comerciales del West End y tiendas de lujo en Knightsbridge, Kensington High Street y Bond Street.

El complejo de negocios de Canary Wharf, inaugurado hace poco tiempo en las antiguas Docklands, cerca de Greenwich, es otro de los atractivos turísticos que tiene Londres y prueba de la fortaleza económica y financiera de la ciudad. Esta zona, en la que trabajan aproximadamente 100 mil personas, cuenta con algunas de las torres de oficinas más modernas y altas de Europa y es aquí donde se encuentra el edificio más alto del Reino Unido: One Canada Square. Con 235 metros de alto, es decir 50 pisos, es popularmente conocido como Canary Wharf Tower. Este enorme edificio se puede visualisar tranquilamente desde la mayor parte del suroeste londinense. Un tren automático, llamado Docklands Light Rail, une el complejo de negocios con la City, Greenwich, Lewisham, Stratford y el London City Airport.