Verano, muchas ganas de descansar y también de viajar, dedicarse a conocer otros países o desplazarse hasta el mismo lugar de todos los años para despegarse de la rutina, regalarse baños en la playa y reencuentro con viejos amigos. Si eres de los aventureros que no quiere conformarse con encontrarse nuevamente los mismos paisajes te vamos a dejar una propuesta: muévete por Europa, y hazlo hacia un destino estratégico dentro del viejo continente, que encierra tantos atractivos como puedas imaginar. Este verano viaja hasta Suiza, para disfrutar de unas maravillosas vacaciones encontrando claro buenas ofertas de viajes.

Suiza, dentro de Europa pero no integrado en la Unión Europea

Con los Alpes de fondo y cercana a la frontera francesa, Ginebra se abre el mundo, al visitante, y a pesar de encontrarse dentro del continente europeo no forma parte de los veintisiete países miembros de la Unión Europea. Esto significa, entre otras cosas, que los suizos no tienen al euro como moneda oficial. No obstante, podrás pagar con la moneda común europea, si bien ningún comercio está obligado a devolverte euros en la vuelta. Si no quieres volverte con ellos a España opta por pagar con tarjeta de crédito.

Otro aspecto a tener en cuenta es el horario de apertura de los comercios. Si tenemos a España como ejemplo no nos servirá para estimar la hora de apertura y cierre de las tiendas. Aquí se empieza a trabajar muy temprano, algo que se refleja en el cierre de los comercios, que puede estar dentro de un horario para nosotros un tanto extraño, las 6 y media de la tarde. A su favor decir que comienzan mucho antes que nosotros su jornada de trabajo.

Moverte por Suiza supone, casi de manera obligada, abandonar un medio como el vehículo de alquiler, incluso el taxi, ya que el transporte público es muy asequible para el turista, gracias a que puede beneficiarse de precios muy reducidos por medio de la tarjeta de transporte. Hablando de transporte, nos referiremos ahora a la puntualidad, algo que escasea en este tipo de servicios. En todo el país, no solo en Ginebra, la puntualidad es sagrada, y los transportes públicos llegan siempre en su horario.  Si vas a tomar, por ejemplo, un tren de cercanías, no te confíes en que puedes llegar unos minutos tarde y tomarlo a tiempo, porque justo hará unos minutos que lo habrás perdido.

Suiza, algo más que los mejores chocolates del mundo

La palabra chocolate es, probablemente, la primera que se nos viene a la cabeza al referirnos a Suiza, pero los suizos no viven solo de esta especialidad culinaria. Hay un plato que es conocido mundialmente, tanto o más que el dulce capricho: La Fondue. Se trata de una preparación culinaria en la que varias especialidades de queso autóctono se funden al suave calor de un caquelon (cazuela característica) junto a harina de maíz y un chorro de vino blanco. También se conoce la fondue dulce, elaborada, como no, con chocolate de la tierra. La experiencia sensorial te aseguramos que es inolvidable y el elemento socializador de la Fondue es indiscutible, algo que descubrirás en tu viaje.

Más noticias, sugerencias de viajes, curiosidades y destinos en los siguientes enlaces:

Consejos útiles para viajar a Roma

Quema de brujas en República Checa

Dos ciudades europeas que no debes dejar de visitar

Etiquetas: , ,